El padre de Meghan Markle, cada vez más lejos de la boda

La futura esposa del príncipe Harry está viviendo unos días previos a su enlace muy convulsos.  Sigue aquí toda la información de la boda del príncipe Harry y Meghan Markle

La boda del príncipe Harry y Meghan Markle, en números El próximo sábado 19 de mayo tendrá lugar la boda más esperada del año, la del príncipe Harry y Meghan Markle

Meghan Markle no gana para disgustos en los días previos a su boda. Si desde que se anunció su compromiso oficial ha tenido que escuchar numerosas críticas llegadas desde seres muy cercanos a su familia, como su propia hermana, que escribió una carta al príncipe Harry diciéndole: «Sé un hombre, Enrique». Y las cosas no han dejado de empeorar en los últimos días. Tras es escándalo de unas fotografías que dejaban en mal lugar a Thomas Markle, padre de la futura duquesa de Sussex, la salud del que iba a ser quien acompañase a su hija al altar en el castillo de Windsor empeoró al sufrir un infarto. A principios de semana anunció que no acudiría a la boda, porque no quería empañar el día más feliz de su hija. Más tarde rectificó, y aseguró que si obtenía el permiso médico no se la perdería por nada del mundo. Pero ahora esa posibilidad parece alejarse cada vez más. 

Todo apunta a que el padre de Meghan Markle no estará presente en su boda este sábado, ya que tras sufrir un infarto Thomas Markle será operado este miércoles, según el portal de celebridades estadounidense TMZ. Los médicos tienen que tratar un vaso sanguíneo taponado y colocarle un stent, un tubo pequeño que sirve para reabrirlo, explicó el antiguo iluminador de producciones televisivas, de 73 años. A causa de ello le sería imposible viajar a Londres. Thomas Markle vive retirado entre la localidad mexicana de Rosarito y Estados Unidos. Markle sufrió el infarto hace una semana, pero el lunes volvió a tener dolores y fue tratado en el hospital. «Odio la idea de perderme uno de los más grandes momentos de la historia y no llevar a mi hija al altar», había dicho previamente, y añadió que sólo asistiría si estaba en buenas condiciones de salud y su médico se lo permitía, algo que parece ahora poco probable.

El sábado se esperan más de 100.000 visitantes en Windsor, situado a pocos kilómetros al oeste de Londres. Allí Meghan Markle y el príncipe Harry se darán el sí quiero en la capilla de San Jorge del castillo. La princesa Carlota, de tres años, y el príncipe Jorge, de cuatro, sobrinos de Harry, serán los pajes de la boda. En total acompañarán a la novia en su camino al altar y de salida de la iglesia 10 niños, según informó el Palacio de Kensington. Mientras tanto, los medios británicos siguen especulando sobre quién acompañará a Meghan hasta el altar y la mayoría se decanta por su madre, Doria Ragland (61), que ya ha viajado desde California a Londres. 

También se conoció que el pastel nupcial es una creación primaveral elaborada con limón y flores de saúco de la pastelería Violet, un establecimiento que es todo lo contrario a una confitería de lujo. Violet se encuentra en una zona triste en el este de Londres, pero con su pequeña terraza con mesas y sillas tiene un encanto rústico. Al entrar en el café, en el que «cupcakes» y pasteles decoran las vitrinas, uno se siente trasladado a un escenario hispter de cualquier ciudad centroeuropea. A pesar de que se podría pensar que el encargo real ha puesto de moda esta pastelería, Violet sigue teniendo los mismos clientes de siempre que proceden del vecindario. Algunos ni siquiera saben la gran tarea que se le ha encomendado a su cafetería favorita mientras siguen degustando sus exquisiteces ricas en calorías. «La calidad de los pasteles es fantástica y el café sabe genial», dice una visitante. Los empleados no están tan tranquilos como sus clientes. «En cualquier caso estamos nerviosos», cuenta un trabajador.

La dueña de la pastelería, Claire Ptak, trabajó anteriormente en Estados Unidos. En una ocasión fue entrevistada por Meghan Markle para su blog The Tig, que entretanto ha sido cerrado. En sus recetas Ptak utiliza sobre todo productos ecológicos e ingredientes de temporada.

¿Cuánto cuesta y quién paga la boda de Meghan Markle y el príncipe Harry?

Dpa
La boda del príncipe Harry y Meghan Markle, en números El próximo sábado 19 de mayo tendrá lugar la boda más esperada del año, la del príncipe Harry y Meghan Markle

El enlace del hijo menor de Diana de Gales y Carlos de Inglaterra supone uno de los grandes eventos en la historia de la casa real británica, y también uno de los más caros. Sigue aquí toda la información sobre la boda entre Meghan Markle y el príncipe Harry

El enlace entre el príncipe Harry y Meghan Markle este sábado en el castillo de Windsor es uno de los grandes eventos en la historia de la familia real británica, y también uno de los más caros. La Casa Real ya anunció que se hará cargo de los gastos de la fiesta. Por la música, flores, comida y bebida, los «royals» desembolsarán unos 1,9 millones de euros, según los cálculos de la app de planificación de bodas británica Bridebook. Pero el mayor gasto serán las medidas de seguridad, y ese dinero saldrá del bolsillo del contribuyente. Hace poco se supo que en la boda del segundo en la línea sucesora, Guillermo, y Kate Middleton en el 2011 se gastaron 6,3 millones de libras por la actuación policial.

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at novo.lavozdegalicia.es Port 80
Comentarios

El padre de Meghan Markle, cada vez más lejos de la boda