Ampliar imagen

El pasajero expulsado a golpes de un avión de United Airlines, dispuesto a demandar a la aerolínea

El hombre, al que la compañía sacó a rastras del aeronave porque había «overbooking», contrata a dos prestigiosos abogados

David Dao se encuentra todavía ingresado en el hospital, recuperándose de las lesiones provocadas por la paliza que el pasado domingo recibió en pleno avión por negarse a abandonar la aeronave. El aparato, colocado en la pista de salida del aeropuerto Internacional O'Hare de Chicago, estaba lleno. United Airlines había vendido más billetes que asientos y, siguiendo la rutina del clásico overbooking, pidió voluntarios para abandonar sus asientos a cambio de una compensación económica. Nadie quiso moverse.

La compañía optó entonces por escoger al azar qué pasajeros se quedarían en tierra. Dos de los tres seleccionados acataron la decisión, pero el tercero, el doctor Dao, siguió pegado a su plaza. No podía quedarse en Chicago. Al día siguiente debía atender a sus pacientes en Kentucky. 

Lo que sucedió a continuación fue capturado por las cámaras de varios pasajeros: una brutal agresión por parte de los agentes de seguridad que acabó con Dao desalojado a rastras por el pasillo del avión.

Las imágenes han dado ya la vuelta al mundo, el responsable directo de la agresión está siendo investigado y la aerolínea ha pedido disculpas por el overbooking, pero, de momento, no por la paliza que recibió el pasajero. El hombre, de origen vietnamita y avanzada edad, ha contratado a dos prestigiosos letrados, lo que sugiere que la aerolínea deberá enfrentarse a una importante demanda.

Etiquetado como
Comentarios