Ampliar imagen

United Airlines pide disculpas por el «overbooking», pero no por la paliza que recibió el pasajero expulsado

El Departamento de Aviación de Chicago asegura que la manera en la que actuaron los oficiales de seguridad «no fue acorde» a su procedimiento estándar

United Airlines pidió el pasado domingo en su vuelo 3411, que debía cubrir la ruta desde el aeropuerto Internacional O'Hare de Chicago hasta Lousville (Kentucky), cuatro voluntarios para abandonar la aeronave a cambio de una compensación económica y poder así trasladar a cuatro de sus tripulantes, lo que acabó con un hombre sacado a la fuerza del avión por agentes de seguridad.

Ante la negativa de los pasajeros de abandonar su vuelo, los cuales ya habían pagado sus billetes, la aerolínea seleccionó los nombres de aquellos que deberían abandonar el vuelo.

Uno de los seleccionados se negó bajarse y los agentes de seguridad reaccionaron sacándolo a la fuerza del avión. El hombre se negó a salir tras haber sido elegido al azar para abandonar la aeronave y justificó su rechazo a ser evacuado con el argumento de que tenía que llegar a trabajar al día siguiente.

En los vídeos publicados por los propios pasajeros en redes sociales, se ve como un hombre de mediana edad es arrastrado por el pasillo del avión e incluso se le ve con la cara ensangrentada.

La expulsión del hombre fue grabada con sus móviles por otros pasajeros que expresaron su indignación por la actuación de la compañía que, ante la negativa del pasajero, decidió llamar a seguridad para que le sacaran del avión.

United Airlines ha pedido disculpas por haber incurrido en overbooking -venta de billetes por encima de la capacidad del avión-, pero no por el trato dado al pasajero, al que se ve en las imágenes siendo arrastrado por dos agentes después de que uno le agrediera antes de desalojarle de su asiento.

Un pasajero que se ha identificado como Jayse Anspach y que ha difundido en Twitter un vídeo del incidente ha contado que el pasajero expulsado es un médico que se negó a ser evacuado porque tenía que trabajar al día siguiente.

«El médico tenía que trabajar en el hospital al día siguiente, por lo que se negó a ofrecerse como voluntario y United decidió utilizar la fuerza contra el doctor», ha señalado Anspach. Este pasajero ha contado que al que le golpearon la cara contra el respaldo del asiento, lo que le causó una «grave hemorragia en su boca».

Abierta una investigación

Como consecuencia, el oficial ha sido suspendido y está bajo investigación y la aerolínea, de mano de su consejero delegado, Óscar Muñoz, ha pedido disculpas en un comunicado. El directivo asegura que se trata de un hecho «inquietante» y que están intentando «hablar directamente» con el implicado« para resolver la situación.

«Se trata de un hecho inquietante para todos nosotros. Me disculpo por tener que reacomodar a estos clientes. Estamos trabajando con urgencia con las autoridades para llevar a cabo una investigación detallada de lo que ocurrió. También estamos intentando contactar directamente con este pasajero para resolver esta situación», señala el comunicado.

Por otro lado, el Departamento de Aviación de Chicago aseguró que la manera en la que actuaron los oficiales de seguridad «no fue acorde» a su procedimiento estándar y que «no son aprobadas».

Este martes han salido a la luz dos nuevos vídeos de la situación que se vivió ayer a bordo del vuelo de United Airlines. El pasajero expulsado a l fuerza, con la cara ensangrentada y visiblemente muy nerviso, agazapado en una extremo del avión repite que lo único que quiere es marcharse a casa y que «solo quiere morir». 

https://twitter.com/kaylyn_davis/status/851471574385307648?ref_src=twsrc^tfw https://twitter.com/kaylyn_davis/status/851480498186485760?ref_src=twsrc^tfw

 

Etiquetado como
Comentarios