Angelina Jolie, experta en el arte de comer tarántulas

La actriz enseñó a sus hijos a cocinar y degustar arañas, grillos, cucarachas y escorpiones en Camboya


Aprendió a devorar bichos hace 17 años, durante el rodaje de Tom Raider en Camboya, donde los insectos, lejos de resultar una repulsiva opción, son un codiciado manjar. Ahora, de vuelta en el país del sudeste asiático para presentar su última película como directora, Angelina Jolie ha querido transmitir sus conocimientos culinarios de madre a hijos. Lo ha hecho delante de las cámaras de la BBC. Sartén en mano y rodeada de sus pequeños (y no tan pequeños) vástagos, la actriz ha explicado cómo se cocinan arañas y grillos, y como, una vez crujientes, debe uno hincarles el diente

«¿Ves la parte en la que tienes los dientes? Saca los colmillos», explica Jolie, al tiempo que relata que los primeros insectos que probó fueron los grillos con cerveza. «¿Quieres compartir una araña?», le pregunta a Shiloh. «Se parecen a las patatas fritas», aprecia la niña. 

«Pienso que los insectos siempre han sido parte de la dieta, pero también tiene algo que ver el hecho de sobrevivir durante la guerra -considera la intérprete-. Cuando la gente moría de hambre y no tenían más opción que esta, lo hacían». 

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /embeds/ on this server.

Angelina Jolie estrenó el viernes pasado la película Primero mataron a mi padre: una hija de Camboya recuerda, un trabajo sobre el genocidio del Jemer Rojo en Camboya, el país natal de su hijo mayor, Maddox Chivan Jolie-Pitt. «Quería comprender por lo que los padres de mi hijo pudieron haber pasado y quería conocerle mejor y quería conocer este país mejor y espero haber hecho honor a aquellos que sobrevivieron, y a la historia de mi querida amiga», explicó la directora en rueda de prensa en Siem Reap, en el noroeste de Camboya, adonde se trasladó con su familia. 

La película, coproducida por el director camboyano nominado al Óscar Ritthy Panh y distribuida por Netflix, es una adaptación de las memorias de la activista camboyana Loung Ung durante los años que gobernó el Jemer Rojo (1975-1979). Narra, desde la perspectiva de una niña de cinco años, el horror de la evacuación masiva de Phnom Penh y su lucha por sobrevivir durante aquellos años en los que murió un cuarto de la población de Camboya (cerca de 1,7 millones de personas) a causa del hambre, los trabajos forzados y las ejecuciones.

La proyección fue presentada entre los imponentes templos del famoso complejo religioso de Angkor y contó con la presencia de rey Norodom Sihamoni de Camboya y la reina madre Norodom Monineath, en las afueras de Siem Reap, que concedieron una audiencia real a Jolie y a todos sus hijos, incluido Maddox, adoptado en la localidad camboyana de Battambang en el 2002.

Maddox estuvo presente durante el rodaje de la película, entre noviembre del 2015 y febrero del 2016, según declaró en su día Jolie, para ayudarle a conocer mejor sus orígenes. «Espero y creo que he educado a mi hijo para que esté muy orgulloso de Camboya, y espero que la gente joven cuando vea la película sepa parte de su historia, pero también vean que este es un país de talento, arte, amor y belleza», manifestó la realizadora estadounidense.

Durante una charla con los medios, una periodista preguntó a Jolie sobre su reciente divorcio con Brad Pitt. La actriz, visiblemente emocionada, reconoció que tanto ella como su familia están pasando por momentos difíciles. «Somos una familia y siempre seremos una familia, pasaremos por este momento y esperamos ser una familia más fuerte por ello», confesó en las que han sido sus primeras declaraciones públicas sobre el tema

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.

Angelina Jolie, experta en el arte de comer tarántulas