«En la tuya o en la mía»: Iker Casillas, sobre su relación con Mourinho: «Es jodido. Intentaba que no me afectase, pero era constante»

El portero del Oporto se confiesa con Bertín Osborne en su casa de Portugal y también habla de su famoso beso con Sara Carbonero: «La gente que estaba aplaudiendo allí eran los actuales reyes, Felipe y Letizia»

En la tuya o en la mía - Iker Casillas

Iker Casillas abrió las puertas de su casa a Bertín Osborne. La de En la tuya o en la mía fue la primera entrevista que el guardameta concedió a una televisión española desde que hizo las maletas y se marchó, junto a Sara Carbonero y su hijo Martín, a Portugal. El portero, que desde el verano pasado reside en Oporto, en la exclusiva zona de Foz, mostró su faceta más personal: repasó sus inicios en el fútbol y sus problemas con José Mourinho, que terminaron con una triste y criticada salida del Real Madrid -«Nuestra relación empieza a deteriorarse a raíz de que el equipo no va bien en la temporada del 2012-2013»-, pero también su mediática relación con la reportera deportiva. Hasta se abordó su fama de tacaño, con un vídeo en el que aparecía su excompañero Fernando Hierro.

Respecto a Mourinho y al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, los temás más calientes de la noche, reconoció que lo había pasado realmente mal. Pero quiso añadir que no había dejado «ninguna cuenta pendiente» y que su salida del Real Madrid se produjo porque «tenía claro que tenía que abandonar ese barco». Con el entrenador portugués reconoció que no cruzaron palabra en la última temporada que estuvieron juntos en el vestuario del Bernabéu, en la que se vio relegado a un ostracismo absoluto: «El último año no hablamos nada. Era una situación fea», dijo. «Es jodido. Intentaba que no me afectase, pero era constante». Sin embargo, aseguró tener la conciencia muy tranquila: «Si volviera atrás volvería a hacer lo mismo porque miraba por mi club y la tranquilidad del equipo». Como es habitual en su discurso. Casillas apuntó a sus conversaciones con Xavi Hernández para limar asperezas en un momento de máxima tensión entre Real Madrid y Barcelona, algo que no gustó a Mourinho. «Tengo una selección, también me debo a mi país y a mi selección y había momentos en que había mucha fricción», dijo.

«Es el programa de Iker y yo aparezco porque sería antinatural que no estuviera por casa y me tuviera que ir en el momento de la grabación -quiso dejar claro Sara Carbonero-. Nos los pasamos genial con todo el equipo de En la tuya o en la mía y con Fabiola, que también vino, y me gustó mucho la experiencia también como periodista». La pareja del futbolista entra en escena cuando Bertín Osborne y Casillas se ponen a los fogones para preparar los ya famosos huevos crudos: «Creo que Iker es la primera vez que enciende la vitro», comentó Carbonero al invitado. Previamente el guardameta ya había advertido que no era el sucesor de Arguiñano: «Para cocinar mal, prefiero no hacerlo», dijo. En donde sí se mostró más diestro fue jugando a las cartas. Casillas y Osborne disputaron un mano a mano al mus en el que el perdedor de cada ronda debería responder a una pregunta incómoda, que al final no resultaron tan afiladas, y cuando tenían algo de polémica, ninguno de los dos decidió mojarse. Hasta el punto, de que el capitán de la Selección Española fue incapaz de reconocer que el mejor jugador era el barcelonista Messi, a quien puso a la altura de Cristiano Ronaldo, porque este último, además de un gran futbolista también ha sido «un gran compañero». Iker es consciente de que al portugués no le gusta nada que digan que el diez argentino está por encima de él, y prefirió no dar una respuesta clara para que el de Madeira no se enfadase. 

La emocionante despedida de Casillas El capitán del Real Madrid se despide emocionado de la afición madridista

Iker Casillas recordó junto a Bertín los tiempos en los que, desde el barrio obrero de Móstoles, donde residía con su familia, comenzó a soñar con parar goles en la portería de un club como el Real Madrid. Abordó también un controvertido tema: la relación con sus padres, enfriada con el tiempo a causa de la gestión de su fortuna. Muy polémica resultó su defensa a su hijo y su ataque a Florentino Pérez cuando el futbolista abandonó el Real Madrid. «La campaña de desprestigio contra nuestro hijo la montó Florentino en el año 2010», declaraban hace unos meses.

La vida de Iker Casillas y Sara Carbonero dio un giro radical el pasado mes de julio, cuando se mudaron a Oporto. La periodista, que hasta entonces presentaba los deportes en Telecinco, decidió pedir una excedencia y acompañar a su pareja en esta nueva etapa en Portugal. Meses después, en diciembre, anunciaba que esperaba a su segundo hijo. «Martín va a tener un hermanito, un compañero de juegos, de aventuras y de vida. Otro hombrecito más en casa», escribía en Instagram

Pero si su marcha de Madrid fue agridulce, su estancia en Oporto no ha estado exenta de problemas. Un error de Casillas en la portería de su nuevo equipo provocó las iras de la prensa portuguesa, que al día siguiente le acuñó en varias portadas el mote «manos de mantequilla», en referencia a las desafortunadas jugadas del cancerbero. La destitución de Lopetegui y la llegada de un nuevo técnico, José Peseiro, tampoco ha mejorado las cosas. El entrenador se ha dedicado a lanzar durísimas críticas contra el madrileño, como cuando habló de su «increíble sueldo» en el Oporto.

La polémica, además, ha terminado salpicando a Sara Carbonero, que ha pasado de ser adorada en la ciudad portuguesa a increpada en sus salidas a la calle. «¿Quién te creíste que eres, la nueva Victoria Beckham?», le espetaron unos aficionados hace unas semanas en plena calle.

Su famoso beso

Casillas también entró en su charla con Bertín en En la tuya o en la mía en uno de los momentos más famosos de su relación con Carbonero: el famoso beso de cuento que el guardameta le plantó la reportera en directo al finalizar el último partido del Mundial del 2010, un cuento en el que no hubo rana, pero sí príncipe y princesa: «Los primeros que comenzaron a aplaudir fueron los actuales reyes, Felipe y Letizia», revela el portero, mientras el presentador jerezano le preparaba unos huevos fritos. Aquel gesto espontáneo dio la vuelta al mundo y los convirtió en la pareja de moda. «Yo siempre le digo a él que, con lo del beso, engañó a toda España, porque luego no es tan perfecto -apuntilló en la conversación Sara-. Pero bueno, como todos, yo tampoco lo soy».

El beso de Iker Casillas y Sara Carbonero

El nuevo bebé no se llamará Aarón

Coincidiendo con la emisión de la entrevista, Sara Carbonero ha viajado esta semana a Madrid para asistir a un evento de Piz Buin, marca de cremas protectoras de la que la toledana es embajadora. Durante su presentación, ha aprovechado para aclarar algunos detalles publicados en los medios estos últimos meses relacionados con su vida personal. Adelanta que, de momento, el bebé que está en camino no tiene nombre. «Tengo algunos pensados; no se Aarón, se que se ha dicho, me lo ha comentado también algún familiar, pero no, me gusta ese nombre, pero no -explicó ante los periodistas-. Tenemos una lista, aunque creo que esta vez voy a esperar a verle la cara para decidirme porque tengo ahí una duda ente dos». Ha revelado que tiene previsto que nazca en Madrid, pero que una ginecóloga en Portugal le controla el embarazo por si el parto se adelanta: «Por lógica, estaremos ya en España porque la temporada habrá terminado». 

Sara Carbonero es la nueva cara de la firma Piz Buin! Aquí os dejo las fotos del evento de ayer en Madrid.

Posted by Sara Carbonero on Miércoles, 24 de febrero de 2016

«La relación con los padres de Iker es estupenda»

En declaraciones a El Mundo, Carbonero ha querido silenciar los rumores y ha hablado sobre la relación de la pareja con los padres del portero: «La semana pasada hicimos una visita por tres días en Madrid y los abuelos estuvieron toda la tarde con el niño en casa. Se les cae la baba con Martín y la relación es estupenda». También ha considerado oportuno desmentir las informaciones sobre el rechazo de los portugueses. «Allí los aficionados son súper pasionales, como muchas aficiones de aquí, pero jamás he tenido una mala experiencia -ha explicado-. Al contrario, voy al estadio bastante, salimos por la calle un montón y vivimos en un barrio, barrio. Estamos todo el día en contacto con la gente y es muy cariñosa con nosotros».

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at novo.lavozdegalicia.es Port 80

«En la tuya o en la mía»: Iker Casillas, sobre su relación con Mourinho: «Es jodido. Intentaba que no me afectase, pero era constante»