La lección de vida que Jordi Cruz le dio a Sofía en «MasterChef»

El reality culinario se quedó sin «alcades» en menos de una semana, ya que la joven se convirtió en expulsada contra pronóstico de «MasterChef»


Redacción / La Voz

En apenas una semana MasterChef se ha quedado sin alcalde y alcaldesa. Casi contra todo pronóstico, Sofía fue la expulsada de las cocinas del reality culinario. Aunque muchos la veían como una de las favoritas, parece que al irse Víctor hace menos de una semana, a Sofía se le fue también su inspiración para cocinar. Y es que a puertas de la semifinal, la competencia en las cocinas es cada vez más alta y hasta el repescado Dani, está demostrando que pese a que por momentos muchos vieron como su vuelta a las cocinas estaba a punto de concluir, parece que semana tras semana se reivindica como digno finalista. Es más, este lunes se coló junto a Marta como semifinalista de MasterChef.

Sofía no fue capaz de aguantar la presión que le supuso cocinar con Jordi Cruz de capitán de su equipo, Pepe lo era de del otro. Sofía se paralizó, y parecía que todo el arrojo y la capacidad de trabajo que había demostrado durante todas las pruebas de semanas anteriores, se habían esfumado en un entorno de lujo: el castillo de Olite. Así que fue directa a la prueba de eliminación, junto a Oxana, Toni, Ketty y Sofía y sus tres contrincantes lograron cocinar mejor que ella.

El de Sofía fue el peor plato y ella misma aseguraba que no había sido el mejor día que había cocinado. «No ha sido mi día. No sé si ha sido la visita de mi padre, la salida de Víctor del programa... pero estoy bloqueda», se lamentaba. La de Sofía ha sido una de las despedidas más duras de un MasterChef que encara ya su recta final. «Estoy súper orgullosa de haber llegado hasta aquí. MasterChef me ha ayudado mucho a creer en mí. Me llevo gente fantástica, confianza en misma, un cambio de pensamiento y la seguridad de que me quiero dedicar a esto», proseguía. Sofía se marchaba entre lágrimas abrazando a los jueces y fue Jordi Cruz el que le dio una última lección de vida, más que de cocina. «Me recuerdas en muchos aspectos a mí. Antes yo también buscaba aceptación en los demás hasta que me di cuenta de que si yo no confiaba en mí, no me servía de nada. Espero que la Sofía que domine tu vida sea la cisne que hemos visto y no la patito negro. Quiero que cada vez que alguien dude de ti, te acuerdes del Jordi que un día ganó mucha confianza y mucha pasión, y salgas adelante», le dijo Jordi Cruz, que en la pasada semana ya fue uno de los protagonistas al darle trabajo a Víctor, la pareja de Sofía y otro de los grandes favoritos durante semanas en MasterChef.

MasterChef batió el récord de la temporada con el último programa antes de la semifinal, congregando a más de 2,7 millones de telespectadores y un 23,1 % de la cuota de pantalla, una vez que el resto de cadenas, ya están con la programación orientada al verano y Telecinco volcado con un Mundial cuyo trepidante partido de España terminó poco antes de que comenzase el talent culinario. El programa también fue el minuto más visto de la jornada en La 1, justo a las 23.37 horas, cuando 3.390.000 de personas y un share de media del 22,6 % seguía los pormenores de la prueba de exteriores que llevó a los concursantes a la Edad Media. 

El emotivo reencuentro de la gallega Ketty con su madre en «MasterChef»

M. Pérez

El programa de La 1 vivió anoche su episodio más lacrimógeno, con los reencuentros de los concursantes y sus familiares

MasterChef optó anoche, ya con el campo abierto para ser líder de audiencia, una vez finiquitada la úlitma y exitosa edición de Supervivientes que hace dos semanas trajo por el camino de la amargura al resto de cadenas por sus contraprogramaciones de última hora, por su programa más emotivo y lacrimógeno. Y no solo por la despedida de Sofía, la alcaldesa que vio como un cocinado funesto y paralizarse en la prueba de exteriores la colocaba de patitas en la calle a las puertas de la semifinal. No, MasterChef fue mucho más y con otros protagonistas. Una de ellas fue Ketty, la cubana afincada desde hace años en Pontevedra, ciudad a la que llegó por amor. La concursante ha demostrado en numerosas ocasiones que es una de las favoritas para alzarse con el premio final de MasterChef, siempre que Oxana y Marta se lo permitan, ya que en la recta final del concurso (la próxima semana afronta ya sus semifinales), la competencia es ya fraticida.

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at novo.lavozdegalicia.es Port 80
Comentarios

La lección de vida que Jordi Cruz le dio a Sofía en «MasterChef»