Amaia y Alfred: «Si no hubiese pasado lo del libro seguiría habiendo críticas. Es imposible gustarle a todo el mundo»

Los representantes de España en Eurovisión tendrán esta tarde un encuentro con los fans en Lisboa

;
«Cuando vimos el primer ensayo no nos encajaba con la idea que traíamos pero al final todo es hablarlo» A solo dos días de la gran final de Eurovisión 2018, Amaia y Alfred han atendido a los medios españoles en Lisboa

A solo dos días de la gran final de Eurovisión 2018, Amaia y Alfred atendieron a los medios españoles en Lisboa. La pareja ya se dio su primer baño de masas sobre el escenario del Altice Arena durante el ensayo con público del pasado lunes. «Estuvieron muy receptivos. Estamos muy contentos con la actuación y con la puesta en escena», aseguraron los triunfitos. Sin embargo, no fueron todo alegrías a lo largo de esta semana de preparación. «Cuando vimos el primer ensayo no nos encajaba con la idea que traíamos pero al final todo es hablarlo y ahora ya está todo bien», apuntó Amaia.

Los españoles también comentaron la competencia de cara a la final. La balada de Amaia y Alfred tendrá dos duros rivales el próximo sábado. Lituania e Irlanda defenderán también temas lentos sobre el amor aunque, como aseguró Alfred, «puede perjudicar a los otros que nosotros seamos una pareja real y ellos no».

Han aprovechado también el encuentro con los medios para zanjar la polémica sobre el libro España de Mierda. «Si no hubiese pasado lo del libro seguiría habiendo críticas. Es imposible gustarle a todo el mundo» concluyeron los cantantes que se sienten «muy arropados» en su andadura eurovisiva.

Amaia y Alfred hablaron también del ganador de la pasada edición. «Salvador ha conseguido que ahora cualquier canción pueda ir a Eurovisión. Ahora el festival se ha abierto para todos los estilos posibles», aseguraron.

Salvador Sobral sobre la canción de Israel: «Es una música horrible»

A.I.

A punto de ceder el trono de Eurovisión, el intérprete de «Amar pelos dois» habla sin tapujos de cómo ha vivido este último año

Salvador Sobral marcó un antes y un después en Eurovisión. Su calidez y su simple puesta en escena en la que lo único importante era su voz, fueron capaces de hacer rendir a toda Europa y conseguir algo hasta el momento inaudito: que Portugal ganase el festival. Sobral fue capaz de darle la vuelta a un concurso estereotipado en un estilo de música ya revenido, donde los juegos de luces, las purpurinas y los vestidazos quedaron de lado, para encandilar al público con su Amar pelos dois, un ejemplo perfecto de que menos es más.

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at novo.lavozdegalicia.es Port 80
Comentarios

Amaia y Alfred: «Si no hubiese pasado lo del libro seguiría habiendo críticas. Es imposible gustarle a todo el mundo»