El truculento negocio de los niños africanos que te cantan el «Cumpleaños feliz»

Estas felicitaciones, ofertadas en varias web chinas, han originado multitud de críticas por la explotación que sufren los pequeños

Niños africanos cantan el «Cumpleaños feliz»

Redacción / La Voz

La imagen deja poco lugar a dudas. Un grupo de niños, pizarra en mano, cantan el Cumpleaños feliz al que abre en su ordenador, su tablet o su móvil la peculiar felicitación que alguien querido se ha preocupado en comprar a un módico precio, sin pensar mucho más en todo hay detrás de esta inocente acción. Esto se ha hecho muy popular en los últimos años a través de varias tiendas de comercio electrónico chino como Taobao o WeChat, según detalla el periódico South China Morning Post

 El funcionamiento es sencillo. El interesado solicita a través de Internet la felicitación que desea y en unos días el destinatario recibe vía email el vídeo personalizado en el que niños de Zambia, Angola y hasta Rusia, sostienen un cartel con su nombre, entonan el cumpleaños feliz y hasta envían besos y saludos a la cámara. Pero lo peor no es eso, no es que por el médico precio de unos cuantos euros, unos niños estén siendo explotados para que en el primer mundo, alguien reciba esta felicitación desde otra parte del planeta, en la que por desgracia a los que les ha tocado nacer allí, no hayan tenido tanta suerte como él. Más allá de la explotación que sufren estos niños, lo más rastrero es que algunas empresas incluso usan este tipo de servicios incluso para anunciarse por poco dinero. Y difunden todo tipo de contenidos, muchos de ellos sexuales en mandarín, que los niños no saben ni qué significan incluso con tacos o palabras malsonantes. 

El escándalo que rodea este truculento negocio va aún más allá, si todavía era posible. Los medios que han investigado estos casos han preguntado a las empresas que realizan este tipo de vídeos cuánto dinero reciben los menores por participar en estos vídeos y no han sido capaces de dar una respuesta. Un fotógrafo aseguraba que la forma de pago a los pequeños consistía la mayoría de las veces en bocadillos, material escolar o simplemente unos cuantos euros por completar un lote de vídeos.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at novo.lavozdegalicia.es Port 80
Comentarios

El truculento negocio de los niños africanos que te cantan el «Cumpleaños feliz»