Las autoridades sanitarias encuentran fábricas que adulteran el queso parmesano con madera

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. ha detectado productos que además de la pulpa de celulosa incluyen todo tipo de quesos menos el propio parmesano


¿Eres consciente de lo que estás comiendo? Cada poco tiempo los consumidores se topan con el último escándalo alimentario. El escándalo de la carne de caballo es solo una muestra de que lo que comemos no es siempre lo que parece. 

Y en las estanterías de los supermercados parece estar gestándose una nueva polémica alimentaria. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) ha destapado un descaro de los fabricantes de queso parmesano, que en algunos de sus quesos han comenzado a incluir madera.

Según Bloomberg Business el engaño ha sido perpetrado por algunas de las grandes vendedoras de este tipo de queso del país. Sin embargo, el más sangrante es el que afecta a los productos de la compañía Castle Chesse Inc., una fábrica que vendía como queso rallado parmesano 100 %, un queso que tenía de todo menos parmesano. El negocio eso sí, todo un filón. La alta demanda de este producto, más caro que el resto de quesos, llevó a la compañía a sacarse de la chistera una receta sin una gota de parmesano y algunos productos de dudoso origen. Castle Chesse Inc. utilizaba una mezcla de mozzarella, cheddar, queso blanco, suizo y lo peor de todo, una considerable dosis de pulpa de celulosa, un material hecho con madera y que contienen objetos como las hojas de papel. 

Y el engaño no ha sido cosa de dos días, sino de treinta años. La compañía americana decidió presumir de lo que carecía en el 2010, cuando en sus etiquetas empezó a presumir que su queso era «100 % parmesano». No le pareció una farsa con gracia a sus trabajadores, y alguno decidió dar un paso adelante y destapar la gran mentira. Tras ser despedido en el 2012, después de mostrar su disgusto con la mentira, el trabajador acudió a la FDA para informar del escándalo. 

Si en el año 2013, cuando comenzaron las investigaciones, la empresa facturaba 19 millones de dólares, al año siguiente al saltar el escándalo Castle Chesse se vio obligada a cerrar tras declararse en quiebra. Los problemas solo empezaron ahí, ya que el presidente se enfrenta ahora a un año de cárcel y a una multa que podría situarse en los 100.000 dólares.

No es Castle Chesse la única. La FDA ya ha informado de que otras compañías utilizan la pulpa de celulosa (que sale de la madera) para sus quesos en unas cantidades que hasta triplican las permitidas. Porque lo cierto es que este material se permite en hasta un 2 % para evitar los grumos del producto. Las compañías investigadas llegan casi hasta el 9 %.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at novo.lavozdegalicia.es Port 80
Comentarios

Las autoridades sanitarias encuentran fábricas que adulteran el queso parmesano con madera