El mago David Copperfield, obligado a desvelar uno de sus trucos más famosos

Al ilusionista se le acumulan los problemas judiciales después de que hace unos meses lo denunciasen por abusos sexuales

Así es el truco Lucky 13 de David Copperfield

Redacción / La Voz

David Copperfield no está pasando por su mejor momento. Al famoso mago, que vivió su época dorada de fama en España en los años noventa, coincidiendo con su romance con la modelo Claudia Schiffer, se le acumulan los problemas. El último ha sido un duro varapalo para David Copperfield ya que un juez le ha obligado a desvelar los secretos de uno de sus trucos más famosos, el Lucky 13. Y todo ello debido a la demanda que le interpuso un espectador que resultó herido de gravedad tras participar en el espectáculo del mago. 

Se trata de Gavin Fox, un cocinero británico, según informa The Guardian, que fue una de las 13 personas que ayudó al mago a realizar su truco de magia durante uno de sus espectáculos en Las Vegas en el año 2013. En este truco, Copperfield debía hacer desaparecer a 13 personas del escenario, ante la incredulidad del público. Pero algo no salió como debía, y Gavin Fox terminó con una lesión cerebral y varias contusiones por las que tuvo que ser asistido por los médicos, en una factura que sumó en total unos 300.000 euros. Así que ahora reclama al mago una indeminación millonaria. 

Los intentos del equipo jurídico de David Copperfield resultaron infructuosos y no fueron capaces de llegar a un acuerdo amistoso con el demandante, por lo que ha comenzado a celebrarse el juicio en Las Vegas. Allí las explicaciones del mago sobre qué había ocurrido durante el espectáculo de magia no han sido suficientes, y ha terminado por obligar a desvelar los secretos de su truco Lucky 13. Así que David Copperfield ha tenido que explicar a través de su abogado cómo hacía desaparecer del escenario a 13 personas, mediante un sistema de pasadizos desde el escenario hasta el final del auditorio, donde volvían a aparecer de forma repentina. Eso sí, todo se desarrollaba medio a oscuras y con el tiempo cronometrado para que nadie se diese cuenta del recorrido que hacían las trece personas cómplices del mago. El abogado de Gavin Fox le replicó si se trataba de una carrera de obstáculos, y la defensa de Copperfield lo negó, argumentando que el mago lleva realizando este truco más de 15 años y con 100.000 participantes, y que siempre había ido todo bien. 

En uno de sus espectáculos que están disponibles en Youtube, David Copperfield realizaba este truco y bromeaba antes de seleccionar a las 13 personas, mayores de 18 años y a los que invitaba a ponerse en pie, que si alguien era abogado o si había bebido demasiado se sentase. Un chascarrillo que finalmente se le ha vuelto en su contra. 

Pero este no es el único problema que le ha surgido en los últimos meses a David Copperfield. En enero de este año, la modelo Brittney Lewis acusaba al mago de violarla y drogarla cuana aún era menor de edad, en el año 1988. La mujer explicaba a la revista Wrap, en declaraciones recogidas por Europa Press que conoció a Copperfield ooco después de llegar a Atami, Japón, sede del concurso de modelos 'Look of the Year' organizado por Elite Model Management. Allí, como juez de uno de sus concursos el mago invitó a la joven a uno de sus espectáculos en California. Brittney Lewis aceptó la invitación y después de ver los trucos de mago quedó con él para tomar algo en un bar, donde detectó que Copperfield le echaba algo en su vaso. «Pregunté: '¿Qué estás haciendo? Y él dijo: 'Oh, solo estoy compartiendo'», ha señalado Lewis. A partir de ahí, confiesa tener un recuerdo «confuso con fragmentos» de la noche, como la vuelta al hotel en taxi y él en la habitación «vistiendo una túnica negra con hombreras». «Me besaba la cara y luego recuerdo como iba bajando por mi cuerpo con su cara hasta que, cuando llegó completamente abajo, me desmayé por completo», explico. Cuando despertó en la mañana, Copperfield «quería que supiera que nada había pasado porque era menor de edad. Dijo: 'no te penetré'». «No había fluido pero pudo haber usado un condón», siguió en su relato a Wrap, según informa la agencia AFP. La revista indicó que cinco personas corroboraron la historia y que Lewis contó su historia al FBI cuando investigaba en el 2007 el asalto sexual denunciado por la ex reina de belleza Lacey Carroll.

El ilusionista, que tiene un show en Las Vegas, negó la denuncia en un mensaje en Twitter, en el que destacó la importancia del movimiento #MeToo, nacido de la ola de denuncias sexuales en la industria del entretenimiento. «Imaginen lo que se siente, creyendo en el movimiento, ser falsamente acusado en el pasado», escribió en referencia a aquel caso del 2007. «Mientras paso otra tormenta, quiero que el movimiento siga floreciendo». «Siempre escuchen y consideren todos los elementos con mucho cuidado, pero por favor, por el bien de todos, no se apresuren a juzgar», pedía a través de la red social.

Votación
1 votos
Comentarios

El mago David Copperfield, obligado a desvelar uno de sus trucos más famosos