La dieta extrema que sumió a Charlize Theron en una depresión

La actriz sudafricana engordó 23 kilos a base de una dieta extrema de engorde para su última película

REUTERS

Charlize Theron ha hablado sobre la transformación física (y las consecuencias) que ha expermientado siguiendo una dieta extrema de engorde para poder dar vida al personaje de Marlo, la protagonista de Tully. Theron se convierte en su última película, dirigida por Jason Reitman y escrita por Diablo Cody, en una mujer que acaba de tener un bebé y es madre también de otros dos niños pequeños y cómo, desesperada, siente que ya no puede más. «No creo que hubiera podido hacer esta película sin haber experimentado la maternidad antes, así que ha llegado en el momento perfecto para mí», había explicado Theron en su día sobre esta cinta.

Pero ahora, en una entrevista concedida a  Enterntainment Tonight, la actriz sudafricana ha dado muchos más detalles sobre su trabajo. «Quería sentir lo que esta mujer sentía, y creo que quizás por eso esta vez he ido más lejos que nunca para meterme en la mente del personaje», ha explicado la intérprete. «Y ha sido toda una sorpresa para mí porque he estado bastante deprimida y creo que en gran parte por la dieta que seguía», asegura. Charlize Theron cambió por completo su estilo de vida. «Por primera vez en mi vida he tomado mucha comida procesada y bebido refrescos con azúcar. A todas horas. La verdad no ha sido nada divertido prepararme para este papel», confesaba en la entrevista.  «Las primeras semanas es muy divertido, te sientes como un niño en una tienda de gominolas. Pero después de ese primer momento ya no te gusta tanto, comer se convierte en un trabajo».

Ya lo había hecho en el año 2003. Para protagonizar Monster, cuya memorable interpretación le valió un Oscar, Charlize Theron transformó su cuerpo, utilizó dentadura falsa, depiló sus dejas por completo y aumentó 13 kilos de peso. En esta ocasión, la actriz ha subido 23 kilos. «Mamá, ¿qué le pasa a tu cuerpo?», le pregunta uno de sus hijos en la ficción en una escena en la que Theron se quita la camiseta porque el pequeño le ha derramado encima un vaso de leche. De hecho, a veces tenía que levantarse en mitad de la noche para mantenerse en el peso del personaje porque con la comida basura que consumía en el desayuno no era suficiente. «Recuerdo que ponía la alarma a las dos de la mañana para levantarme y tomarme un plato de macarrones con queso que había dejado en la mesilla al lado de la cama. Frío. Solo pensaba en tragar y tragar». 

Tras el drástico cambio y una vez grabada toda la cinta, Charlize Theron tuvo que esperar año y medio para recuperar su figura. No recurrió a dietas milagro, sino que consultó a un especialista que le ayudara a volver a su estado físico habitual. «Llegué a estar preocupada por si lograría volver a mi peso. Con Monster simplemente dejé de picotear entre horas una semana y ya estaba bien», explica Theron. «Pero claro, tu cuerpo a los 27 años no es igual que a los 43. Por suerte mi médico se aseguró de que lo entendiera y que fuera con cuidado». 

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.

Comentarios

La dieta extrema que sumió a Charlize Theron en una depresión