Chelo García-Cortés confiesa que está arruinada

La colaboradora de «Sálvame» asegura que se ha sentido «humillada y maltratada por Isabel Pantoja». «He escrito al dictado de ella, me mentía y lo escribía. Dejé de ser periodista por ella», sentencia


Parece que trabajar en Sálvame y estar arruinada puede ser incompatible, debido a los importantes cachés que cobran los colaboradores y al gran número de programas que realizan cada semana. Pero la última confesión de Chelo García-Cortés contradice totalmente este argumento. La histórica periodista, que durante años realizó numerosos reportajes con las principales revistas de corazón españolas, ha pasado de ser la entrevistadora a entrevistada y protagoniza la portada de Semana

Chelo García-Cortés es una de la colaboradoras de Sálvame que más momentos divertidos protagoniza, sino es porque deciden disfrazarla, es por las surrealistas peleas con sus compañeros. Sin embargo detrás de las risas de los espectadores se esconde una mujer que está atravesando el peor momento de su vida, cargada de miedos e inseguridad, que por fin ha decidido hacerlos públicos.

La deuda de Chelo García-Cortés

«La deuda que me reclama Hacienda es enorme, no tengo tiempo material de cubrirla. Lo que me piden es tal disparate que aunque tuviese 20 años menos no vería futuro de solución» confiesa Chelo García-Cortés , que no puede evitar agobiarse al hablar del tema, aunque confía que puede solucionarse: «Estoy segura de que cuando salga el juicio, la ley se pondrá de mi parte, si no es así se tendrán que quedar con lo que quieran», asegura.

Esta batalla judicial se ha convertido en la gota que ha colmado el vaso para que Chelo García-Cortés toque fondo y reconozca no poder más: «Saber que has trabajado toda tu vida y verte así es duro. A veces me pregunto cómo voy a salir de esta, estoy triste y soy de lágrima floja», confiesa en uno de los momentos más complicados de su vida.

Su complicada situación económica le ha obligado a pedir más días de trabajo: «La sensación de tener que pedir más días de trabajo para poder ir pagando me provoca sensación de angustia», explica.

Chelo García-Cortés hundida laboralmente

Aunque Chelo García-Cortés  intenta mostrar siempre su mejor sonrisa y acepta los retos que le ponen los directores, tiene tardes en las que no puede evitar sentirse humillada y termina por romperse: «Yo intentó jugar, pero me cuesta y me siento cuestionada. He tocado fondo pero no puedo responsabilizar a nadie, a veces he llegado a pensar que no valgo y me tengo que ir a casa», reconoce.

Además Chelo García-Cortés ha confesado que en muchas ocasiones se siente inferior a sus compañeros, más concretamente a Gema y María Patiño: «Me acostumbré a ser la niña favorita, profesionalmente todo me había sido fácil y me he dado cuenta de que ahora no es así y eso me ha creado una inseguridad terrible», reconoce una Chelo García-Cortés más sincera que de costumbre, confesando haber sentido celos de sus compañeras: «Cuando a mí se me han pedido cosas que a ti no se te piden, me he sentido mal», prosigue. La colaboradora de Sálvame asegura que si no fuera por su necesidad económica no haría muchas de las cosas que le exigen en el programa.

Además la periodista recuerda sus inicios en televisión y como la fama le convirtió en una persona déspota con personajes que ahora son sus compañeros, como Kiko Hernández: «Un día se me acercó y hablamos de hacer una entrevista, yo le desprecié y ahora la vida me ha colocado en el mismo sitio», relata.

Las «amigas» de Chelo García-Cortés

«Cuando pienso en las amigas que he perdido, se me parte el alma», confiesa Chelo García-Cortés en relación a Isabel Pantoja, Isabel Gemio y Bárbara Rey, a las que echa de menos pero sentencia que no serán tan buenas amigas si no están a su lado en los malos momentos. «Me he sentido humillada y maltratada por Isabel Pantoja. Yo he escrito al dictado de ella, me mentía y lo escribía. Dejé de ser periodista por ella» admite con rotundidad en sus sorprendentes declaraciones.

Sobre Isabel Gemio reconoce: «Ella tiene un problema, se cree más que nadie y no perdona que yo trabaje en Sálvame». Un puesto de trabajo que también le sirvió para romper su relación con Bárbara Rey: «Ha sido la más importante de todas mis amigas, pero me utilizó como chivo expiatorio, aunque también yo me equivoqué».

A pesar de que la relación de Chelo García-Cortés con sus amigas no se encuentra en su mejor momento reconoce que ahora las necesita más que nunca y utiliza la entrevista en Semana como una llamada de auxilio.

La trágica infancia de Chelo García-Cortés

La entrevista demuestra que Chelo García-Cortés es una mujer mucho más frágil de lo que parece y que no ha conseguido superar su trágica infancia marcada por el suicidio de su madre.

 «Se vive mal, siempre me faltó algo fundamental», relata, y en un acto absoluto de generosidad con su compañera, la periodista confiesa como vivió la horrible pérdida: «Me lo contó la Madre Superiora, me sentó y me dijo 'Tu mamá ha cometido un pecado, no va a ir al cielo, se ha suicidado'». Un momento que marcaría para siempre la vida de Chelo García-Cortés, quien no puede evitar emocionarse al recordar el pasado al que todavía no encuentra explicación.

El caso de Chelo García-Cortés no es el único. Otros famosos han pasado por grandes problemas económicos en los últimos tiempos, como es el caso de la cantante Merche o la actriz y modelo Esther Arroyo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.

Comentarios

Chelo García-Cortés confiesa que está arruinada