La gala menos vista de la historia de «Gran Hermano»

Las críticas vertidas hacia Jorge Javier Vázquez como presentador podrían haber hecho mella en los resultados de audiencia

granhermanoh

No cabe duda de que Gran Hermano es uno de los formatos más sólidos de la televisión después de 16 años en antena y la consecución de audiencias masivas. Pero el éxito del programa está cayendo en picado. En la gala de este jueves, en la que Alain resultó ser el concursante expulsado, el programa de telerrealidad cosechó su peor registro de espectadores de su historia con solo 1,8 millones de televidentes.

En cuanto a la cuota de pantalla, el programa obtuvo su peor resultado de los últimos dos años (desde Gran Hermano 15), con un 16,5 %, solo 0,1 puntos más que la película de Antena 3, Redención. Además, en términos de competencia directa la gala de Gran Hermano se quedó en un 15,3 %.

A primera vista podría decirse que el día festivo de la Inmaculada podría haber pasado factura a la audiencia de Gran Hermano 17. Sin embargo, ya hace tiempo que las redes sociales cargan contra el nuevo formato del programa, que pasó a estar presentado por Jorge Javier Vázquez en lugar de por Mercedes Milá.

Las duras críticas vertidas en las redes sociales hacia el presentador catalán provocaron que este entonara un mea culpa en el programa de María Teresa Campos Qué tiempo tan feliz, en el que se autodefinió como «el Pedro Sánchez de Gran Hermano». «Lo he destrozado», aseveró al tiempo que pedía una segunda oportunidad a la audiencia.

Algo que también podría haber enfadado a los seguidores de Gran Hermano 17 es el micrófono abierto que registró cómo el presentador cargaba duramente contra una de las concursantes, Meritxell, llamándola «pesada», «brasas» o «niña». Esta no solo continúa en la casa, sino que se ha convertido en finalista.

Tampoco ayuda que tres de las concursantes que mayor protagonismo han tenido a lo largo de la edición de Gran Hermano 17, Bárbara, Adara y Clara, fueron expulsadas. En el caso de esta última, además, hubo una fuerte polémica después de que Jorge Javier Vázquez dijera que en su expulsión había habido tan solo tres llamadas de diferencia con su contrincante, Adara. Entonces muchos seguidores no se lo creyeron y acusaron al programa de «tongo».

A pesar de sus fieles seguidores y de seguir siendo líder de audiencia, a las puertas de la gran final Gran Hermano 17 está perdiendo más fuelle que nunca. ¿Continuará esta tendencia hasta el final del concurso?

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.

Comentarios

La gala menos vista de la historia de «Gran Hermano»