El orgullo de Íñigo Errejón por la intervención de su madre en la Universidad de Podemos

María Ángeles Galván fue una de las ponentes principales de la conferencia «Feminizar la política» y concluyó su discurso con el característico «Sí se puede» y el símbolo de la victoria


María Ángeles Galván, Angy, además de ser una de las integrantes del círculo de Podemos en la localidad madrileña de Collado Villalba, es la madre de Íñigo Errejón, uno de los fundadores del partido y actual secretario de política de la misma. Recientemente ha participado como ponente en la Universidad de Podemos, según la propia institución morada, «un espacio de reflexión y debate colectivo» que se celebró a finales del pasado mes de septiembre en las instalaciones de la Complutense.

Un orgulloso Íñigo Errejón presumió de madre tuiteando un vídeo con parte de su intervención.  

Angy sostiene un micrófono con las dos manos y comienza a hablar. «Los derechos civiles de los negros, lo cierto es que los negros luego salían a la calle con un cartel terrible: 'Soy un hombre'. Pero las mujeres negras decían: 'Hemos cuidado de nuestros hijos y nuestros maridos. Hemos cuidado de los maridos y los hijos de las blancas. Ahora vamos a cuidar de nosotras'. Entonces nosotras hemos dicho eso: 'Ahora vamos a cuidar de nosotras'. Pero ojo. ¿Qué es cuidar de nosotras? ¿Ir a la pelu? ¿A un masaje? ¿Darte un caprichito? ¿Comprar unos pendientes? No, compañeras. Cuidar de nosotras es ponernos en plan de igualdad y luchas pòrque nuestros derechos se respeten. Porque nuestros derechos y los derechos de nuestras hijas y de nuestras nietas sean respetados. Porque vivamos en una sociedad que respete la igualdad. Eso es cuidarnos a nosotras mismas, y eso es lo que vamos a hacer, y lo que vamos a hacer en Podemos y lo que estamos dispuestas a ayudar hasta el final de Podemos».

Tras recibir aplausos de la audiencia, concluye su intervención recitando Radiografía, un poema de la cordobesa Juana Costa, que dice así: 

«Los libros que leíste. El miedo

de las noches, las banquetas

de encina, tu pasar

encorvado que escondías

de todos los muchachos. Las dos oposiciones,

los niños, cuatro partos, mil anginas y cincuenta

kilogramos servidos de embarazo.

Las bosas de la compra.

Las prisas y tus sueños. Tu almohada

de espinas. Tu aprender

de la muerte. Quirófanos, estrellas,

las horas de cocina y el limpiar

el pescado cada tarde, los sábados.

Exámenes. Mudanzas. El tacón

del domingo, los renglones

torcidos que escribías

trasnochando y las veces

que alzaste desde el suelo, sostenidas en vilo,

dos arrobas de llanto,

Todo eso está inscrito, aunque nadie lo vea,

en ese claroscuro que revisa

tu médico. Ya se sabe, los años?

sí señor, mi esqueleto

ha vivido conmigo cada instante

y hoy me pasa factura. Pues los huesos,

mejor que en un diario,

registran nuestra historia como nadie». 

Angy finaliza: «Y eso es todo. Adelante, compañeros, adelante. Porque sí se puede». Y comienza a gritar el famoso 'Sí se puede' con el brazo derecho en alto haciendo el símbolo de la victoria, tan característico de la corriente en Podemos liderada por su hijo, frente a la de Pablo Iglesias, que prefiere levantar el puño.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at novo.lavozdegalicia.es Port 80

El orgullo de Íñigo Errejón por la intervención de su madre en la Universidad de Podemos