Mercedes Milá, sobre los malos resultados de «Gran Hermano 17»: «Los números cantan»

La expresentadora del reality habla claro sobre el desplome de la audiencia y Mediaset le responde


A este paso no está muy claro que la relación laboral entre Mercedes Milá y Mediaset termine bien tras su marcha de Gran Hermano 17. Ni tampoco la personal con el presentador que la sustituyó al abandonar el reality tras 16 años, Jorge Javier Vázquez. Mercedes Milá habla claro y no se priva al expresar lo que siente al ver como el programa que hasta hace unos meses era su niño mimado, pierde audiencia gala tras gala. 

«Los números cantan. La realidad es que este año está siendo más difícil para mis compañeros y yo me muero de pena, el otro día vi la audiencia y me da muchísima rabia, desearía que estuviera haciendo tres veces más» afirma la periodista según recoge Vanitatis

Sobre si su salida del programa podría haber influído negativamente en la marcha del reality ella prefiere no relacionarlas. «Esto se sabrá al final de la temporada, lo estudiarán los jefes y verán», reitera.  E insiste que pese a lo triste y abatida que se le vio en la primera gala de GH17 cuando se despidió del formato, no se arrepiente de haberse a lejado del universo del reality. «Es una decisión muy meditada, que solamente hubiera variado en unas condiciones muy concretas que no se dieron, con lo cual no me arrepiento». 

VER MÁS: Las verdaderas razones de la marcha de Mercedes Milá 

Centrada ahora en su programa Convénzeme, con el que pretende salvar las librerías y que se emitirá en Be Mad TV, uno de los canales de Mediaset, siente cierta pena por Jorge Javier Vázquez, que ha tenido que lidiar con las críticas por salvamizar Gran Hermano. «Ha tenido un reto muy difícil, es muy difícil sustituir a una persona que lleva 16 años haciendo algo, él lo sabía y era muy consciente. Está haciendo un gran esfuerzo, se está acercando a los concursantes, a los familiares, está poniendo mucho corazón, yo le veo y eso para GH es muy importante», explicó. 

La respuesta de Mediaset 


Las palabras de Mercedes Milá han tenido una rápida respuesta desde Mediaset, que no ha dudado en intentar suavizar el tono de las pesimistas declaraciones de la expresentadora. «No sufras Mercedes! #GH17 sigue siendo uno de los programas más vistos de la temporada ¡En su franja dobla a su competencia! Larga vida a GH», han escrito en un tuit. 

Después de este tuit, han puesto otro quitando hierro a las catastróficas palabras de Mercedes Milá tirando de ironía, que no se sabe cómo le habrá sentado a la periodista.

La realidad de las audiencias 

Que esta edición de Gran Hermano ya no es lo que era no es algo que se hayan inventado los detractores de Jorge Javier Vázquez (que son tantos o más como sus fans). Como dicen Mercedes Milá «los números cantan». Desde el inicio de esta edición del reality, los números solo han anotado récords de color rojo. Hacia abajo. Gran Hermano 17 está de capa caída. En la gala de arranque, la que reúne a más curiosos frente a la pantalla pequeña se sentaron frente al televisor 2.557.000 de espectadores, un millón menos que en años anteriores. Y la cosa no mejoró. Una semana después, el share bajó todavía más, hundiéndose en la parrilla y siendo superada incluso por la serie Águila Roja, que emite su última temporada. Pero no solo las galas de los jueves están en entredicho. Los sucedáneos del reality no consiguen animar el cotarro. El programa que cada domingo y cada martes conduce Jordi González, con la ayuda de Lara Álvarez, también consiguió su peor estreno y con el paso de los días tampoco consigue mejorar. Los directivos de la cadena, conscientes de la que se les venía encima, sacaron la artillería pesada. El ContraClub llegó con tanta celeridad como con la que se apagó. Unas pocas horas después de estrenarlo tuvo que echar el cierre. 

¿Es Jorge Javier Vázquez uno de los problemas?

La forma de Jorge Javier Vázquez de conducir el programa no ayuda. Los seguidores de Gran Hermano critican la postura del presentador, que piensa que GH es un Supervivientes o un Sálvame más. Falta de naturalidad, prepotencia, despotismo son solo algunas de las medallas que le cuelgan. Eso, aderezado con sus continuos intentos de dirigir a los concursantes han hecho la mezcla perfecta para convertirse en foco de las críticas. 

VER MÁS: La audiencia pide la expulsión inmediata de Jorge Javier Vázquez

Dicen los seguidores más fieles que todos los recursos que Jorge Javier utiliza cada noche son parecidos a los que Mercedes Milá echaba mano en sus buenos tiempos. Pero hay una gran diferencia entre uno y otro. Las formas. La elegancia. Y el estilo. Jorge Javier no es Mercedes Milá, y en su boca los comentarios parecen más hirientes y bastante más polémicos. Ella era capaz de empatizar con los espectadores. Él todavía no ha conseguido tan siquiera engancharles. Es difícil que Gran Hermano sobreviva a una maestra de ceremonias como la Milá. El reality estaba hecho para ella, y ella estaba hecha para el reality.

VER MÁS: Jorge Javier y su falta de sintonía con los ex grandes hermanos 

Cargar a Jorge Javier Vázquez con toda la responsabilidad no es justo. A lo mejor Gran Hermano ha empezado ya su lógico camino hacia el deceso. O a lo mejor lo que ha funcionado durante diecisiete años necesita un lavado de cara que vaya más allá del director de orquesta. Por ahora, y a pesar de que las peticiones de cese se multipliquen por las redes, Jorge Javier Vázquez seguirá siendo la apuesta firme de la cadena para llevar las riendas de la que antaño fue su gran alegría.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.

Comentarios

Mercedes Milá, sobre los malos resultados de «Gran Hermano 17»: «Los números cantan»