Sufre una intoxicación etílica, lo dan por muerto, revive y se va de fiesta

Este polaco de 31 años decidió seguir celebrando que estaba vivo de la misma forma en la que casi muere


Muerte y resurrección en la misma noche. La historia de Krzysztof Nowak, un polaco de 31 años, está dando la vuelta al mundo. 

Todo comenzó en una fiesta en la que, por cierto, también terminó. El joven bebió de más, unos viandantes lo encontraron tirado en la calle y los sanitarios que llegaron en la ambulancia, tras intentar reanimarlo, certificaron su muerte por intoxicación etílica. El supuesto cadáver fue trasladado a la morgue donde esperaba su autopsia. La sorpresa llegó cuando comenzaron a escucharse gritos y ruidos. El guardia de seguridad encontró a Nowak temblando. El hombre pidió una manta y declaró ante la policía que acudió atónita al lugar. A pesar de las recomendaciones, el polaco pidió un taxi para irse a su casa. 

¿Qué pasó por el camino? Pues que se lo pensó mejor y decidió volver a la fiesta para terminar la noche. Suponemos que a celebrar la vida. 

Ahora el caso ha llegado a los juzgados. 

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.

Tags
Comentarios

Sufre una intoxicación etílica, lo dan por muerto, revive y se va de fiesta