Lágrimas, nervios y un menú mediterráneo para ganar «Masterchef 6»

El programa culinario de Televisión Española puso el punto y final a su sexta edición con un éxito de audiencia


 Televisión Española cerró la sexta edición de Masterchef liderando la audiencia del prime time. Ketty, Marta, Oxana y Toni eran los candidatos a suceder a Jorge Brazalez, ganador de la anterior edición. Ante ellos tres pruebas complicadísimas donde debían mostrar todo lo aprendido en el concurso para hacerse con el premio final.

En la primera prueba, Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo-Nájera y Jordi Cruz, los jueces del formato, contaron con la visita de Oriol Castro y Mateu Casañas, chefs del Restaurante Disfrutar de Barcelona, con dos Estrellas Michelin. Los concursantes debían reproducir los dos platos siguiendo las indicaciones de los dos chefs. Marta consiguió la chaquetilla que le permitió lograr un puesto en la prueba final.

Para la segunda prueba, el equipo de Masterchef se desplazó hasta el restaurante que Pepe Rodríguez tiene en Toledo. El Bohío acogería la segunda prueba de la gran final del concurso culinario. La emoción del chef fue tal que no pudo aguantar y le recordó a los concursantes cómo empezó su carrera ante los fogones. «Nunca soñé con ser cocinero y tampoco me preguntaron a que me quería dedicar. Simplemente mi familia necesitaba a un cocinero y ya llevo 30 años disfrutando de la cocina», dijo. La gallega Ketty fue la ganadora de esta segunda prueba, por lo que tendría que verse la cara con Marta en la gran prueba final.

Llegó la hora de la prueba final. Marta y Ketty se enfrentaron con la presencia y el apoyo de todos sus compañeros de edición. 120 minutos por delante para demostrar todo el conocimiento adquirido durante el programa. Marta y Ketty tenían que conquistar al jurado con un menú en el que la cocina mediterránea se impuso a la apuesta de fusión cuba y gallega de Ketty. Con algún fallo en la técnica y problemas con la «semántica» de los platos, Marta ha elaborado un menú mediterráneo que comenzaba con un gazpacho con esferas de tomate, pepino osmotizado y aire de pimiento, y de principal le ha seguido una caldereta de salmonete y langosta con galleta de coral de tomate y sal de escamas.

Y como colofón, macarons de frambuesa rellenos de mousse, láminas de chocolate y helado de queso y frambuesa ejecutado a la «perfección», según el jurado. «Eres ordenada, concentrada y da gusto verte trabajar», le espetaron los miembros del jurado a Marta. Por si parte, Ketty afrontó la final con un menú compuesto de una ensalada marinera con una cúpula de coco, un rape en su jugo con una original ensalada, y con un «cuba libre» llevado a la repostería, pero la primera aspirante cubana del concurso tuvo que confirmarse con un honroso segundo puesto.

Finalmente, el jurado tuvo que elegir y reconoció que había sido «una de la finales más reñidas de la historia de Masterchef, pero las dos ya estáis en el camino de conseguir vuestro sueño pase lo que pase». Marta consiguió los 100.000 euros de premio, la posibilidad de publicar su propio libro de recetas y un curso de formación en la universidad de Ciencias Gastronómicas Basque Culinary.

El momento más hilarante de la final de «MasterChef»

Jose Coto
Oxana en la final de MasterChef La asturrusa protagoniza el momento cómico de la última edición del popular programa de televisión

La asturrusa Oxana se ofrece a pagar las cocinas de El Bohío, el restaurante de Pepe Rodríguez, tras un inicidente mientras elaboraba uno de sus platos

La sexta edición de MasterChef ya tiene ganadora. Marta Verona ha conseguido la victoria en una de las ediciones más reñidas del popular programa televisivo de RTVE. El último episodio ha dejado varios momentos memorables, alguno de ellos protagonizado por la asturrusa Oxana, que acabó en tercera posición y que formaba parte de los cuatro finalistas -junto a Marta, Ketty y Toni- aunque no llegó a clasificarse para el duelo final.

En una de las pruebas del programa, los concursantes tenían que preparar sus platos en las cocinas de El Bohio, el restaurante de Pepe Rodríguez. Oxana estaba elaborando su plato cuando de la cocina comenzó a salir fuego. «Madre mía, qué tengo aquí», fue la primera reacción de la aspirante. En ese momento irrumpió el presentador en la cocina, y en tono jocoso le aseguró a Oxana que «la cocina está sin pagar». Con su desparpajo habitual, le respondió que no se preocupara, que ella se lo pagaba.

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at novo.lavozdegalicia.es Port 80
Comentarios

Lágrimas, nervios y un menú mediterráneo para ganar «Masterchef 6»