El insulto de Robert de Niro a Trump que la CBS quiso censurar

La cadena emitió el corte sin sonido, pero no ha impedido que se haya hecho viral el recado que el actor le dejó al presidente de Estados Unidos en la gala de los Tony

Agencias

La cadena CBS emitió el corte sin sonido, pero no ha impedido que el mensaje de  Robert de Niro se haya escuchado en todo el mundo. A pesar de no estar entre los galardonados, el actor o fue el gran protagonista de los premios Tony. Solo quería decir una cosa y se subió al escenario del teatro de Nueva York y espetó sin preámbulos: «¡Que le jodan a  Trump!». «Ya no es suficiente con decir adiós a Trump, hay que decir ¡que el jodan a Trump!», añadió el actor, que se ganó una ovación del auditorio.

Sin dar más detalles, el intérprete pasó inmediatamente después a presentar la actuación de Springsteen. CBS sustituyó las ofensivas palabras por pitidos, por lo que los televidentes no pudieron oír las críticas del actor. Pero la versión emitida en la sala de prensa no fue censurada, por lo que fueron muchos los galardonados interrogados acerca de la polémica y muchos de los asistentes ya habían grabado el momento con su móvil y lo publicaron en redes sociales.

La cadena CBS confirmó que De Niro se había salido del guion, y que por esa parte de la ceremonia no se transmitió. Desde CBS Program Practices supervisan la programación en vivo y pueden eliminar completamente el audio de la transmisión. «Los comentarios de De Niro fueron improvisados e inesperados. El lenguaje ofensivo fue eliminado de la transmisión», asegura la cadena en un comunicado.

No es la primera vez que el actor muestra su animadversión hacia el presidente de Estados Unidos. Durante la campaña presidencial, De Niro se sumó a la iniciativa Vote Your Future con un controvertido vídeo en el que lo acusaba de ser «un cerdo, un idiota y un estafador» y en el que aseguraba que deseaba pegarle un puñetazo. Además, el actor consideraba que Trump no debía llegar a ser presidente de Estados Unidos. «Las cosas que ha dicho son totalmente disparatadas y ridículas, está completamente loco», apuntaba. Además ha participado en concentraciones en contra de Trump junto a otras personalidades como Alec Baldwin, Mark Ruffalo, Sally Field o Michael Moore.

Las referencias a Trump en la gala de los Tony no se quedaron ahí: la veterana Glenda Jackson subió al escenario para recoger su premio a mejor actriz por Three Tall Women y aprovechó para agradecer a los actores de color su trabajo y recalcar que «América siempre es grande» y no hacía falta devolverle su esplendor.

Los vencedores

La obra The Band's Visit, aclamadísima por la crítica y algo más discreta en taquilla, se convirtió en la ganadora de la edición 72 de los premios Tony al lograr 10 de los 11 galardones a los que aspiraba, entre ellos el de mejor musical. No lo tenía fácil, y es que competía con tres musicales basados en películas muy famosas: SpongeBob SquarePants -que se conformó con una estatuilla-, Frozen y Mean Girls, que se fueron de vacío.

The Band's Visit, que narra la historia de una banda de músicos egipcios que aterriza por error en Israel, también está basada en una película, en este caso mucho menos conocida, y consiguió recalar en Broadway tras estrenarse con éxito fuera del circuito comercial. Uno de los momentos más emotivos llegó cuando el actor de origen árabe Ari'el Stachel recogió su estatuilla al mejor actor de reparto por The Band's Visit y agradeció la oportunidad de interpretar un personaje de su raza en una plaza como Broadway, algo que «jamás» imaginó que ocurriría. «Mis padres están aquí esta noche. He evitado ir a muchos eventos con ellos porque durante muchos años he intentado no parecer de Oriente Medio. Y después de los atentados del 11 de septiembre fue muy muy difícil para mí, y me escondí y me perdí muchísimos eventos especiales con ellos», balbuceó.

La otra ganadora de la noche fue Harry Potter and The Cursed Child, que sumó seis estatuillas, entre ellas la de mejor obra, demostrando que los 68 millones de dólares que costó montarla -y que la convirtieron en la más cara de la historia de Broadway- habían sido bien invertidos. Por su parte, Angels in America, que narra la crisis del sida en Nueva York, se alzó con tres galardones, entre ellos el premio a la mejor reposición de un musical y mejor actor, que recogió Andrew Garfield. «Vivimos en un momento político en el que la comunidad LGBTQ ha tenido que ponerse a luchar por sus derechos con más intensidad que en los últimos 25 años, puede que desde la crisis del sida», apuntó Garfield, que definió su obra como la «antítesis» del presidente de EEUU, Donald Trump.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at novo.lavozdegalicia.es Port 80
Comentarios

El insulto de Robert de Niro a Trump que la CBS quiso censurar