Por qué el fin del mundo no será el 23 de abril

Nuevas teorías apocalípticas aseguran que se acerca del día del Juicio Final


Los teóricos del Apocalipsis vuelven a la carga. Desde hace algún tiempo circulan informaciones que advierten de que el llamado Planeta X o Nibiru colisionará con la Tierra el próximo 23 de abril del 2018, desembocando en el Día del Juicio Final

Antes del supuesto impacto de Nibiru, que causará erupciones volcánicas, tsunamis y terremotos que no dejarán rastro de vida humana, y siempre basándose estos teóricos en las escrituras sagradas de los cristianos, tendría lugar uno de los episodios más importantes para los creyentes: el Rapto o Arrebatamiento, cuando supuestamente llegaría la segunda venida de Jesucristo, y este se llevaría consigo a los buenos cristianos y dejaría al resto en la Tierra antes de la destrucción total del planeta.

De hecho, el mismo teórico que en el 2017 había fijado en el calendario el 23 de septiembre como el día que tendría lugar el fin del mundo, momento en el que se cumplirían los hechos profetizados por el libro del Apocalipsis, asegura ahora que el fin del fin sucederá antes de que termine el mes. 

«A comienzos de abril del 2018 desaparecerá la Iglesia  comenzará el Apocalipsis. A esto le seguirá la aparición del Anticristo, la aparición del planeta X y la Tercera Guerra Mundial», asegura David Meade. «Vendrán siete años de tribulaciones, y pasará sin duda».

Para estos expertos todo está explicado en la astrología y en el Libro de las Revelaciones de la Biblia, donde se cuenta que el Apocalipsis comenzará dos semanas antes de que el Sol, la Luna y Júpiter coincidan en la constelación de Virgo, fenómeno que se produce una vez cada doce años, y que en el 2018 coincide con el 23 de abril. «Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida de Sol, con la Luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento», reza el libro del Apocalipsis versículo 12, capítulos 1 y 2. 

Pero todos tranquilos. La ciencia desmiente esta teoría del fin del mundo. «Si el planeta X fuese real y estuviese en camino de impactar con la Tierra, los astrónomos habrían vigilado su trayectoria durante al menos una década. Si fuese a ocurrir la semana que viene, sería visible a simple vista ahora mismo», aseguró un portavoz de la NASA en un comunicado. Pero por si acaso, teniendo en cuenta que quedan cinco días para que sea el 23 de abril, no estaría de más aprovechar y disfrutar de estos días como si fueran los últimos. 

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at novo.lavozdegalicia.es Port 80
Comentarios

Por qué el fin del mundo no será el 23 de abril