Ampliar imagen

La reacción de una madre al enterarse de que su hijo es gay

La forma de afrontar la confesión de su hijo ha convertido a esta mujer en uno de los últimos fenómenos virales

Harto de ocultar a los suyos su orientación sexual, Mathew decidió sentarse para hablar seriamente con su madre. No sin antes buscar alguna fórmula para inmortalizar el momento. Con una cámara oculta, este joven americano decidió mostrar al mundo la reacción de su madre después de confesarle que era gay.

Matthew se dio cuenta pronto de que sus temores a ser repudiado por su familia no tenían ningún fundamento. Al ver las serias dificultades que el joven tiene para confesar a su madre su secreto, esta intenta sonsacarle la información: «¿Es algo malo?», preguntaba preocupada la progenitora, a lo que él respondía con un escueto: «No». «¿Es algo sobre tu personalidad?», insitía ella para recibir un corto «No sé».

«No hay nada que puedas decir que me haga dejar de quererte», eran las palabras que finalmente provocaban el llanto de Matthew. «¿Qué es? ¿Es acerca de tu personalidad?», insistía ella, a lo que el joven seguía sin ser capaz de responder con claridad: «Supongo».

«¿Qué es? Puede que ya lo sepa», eran las palabras con las que la madre intentaba echarle una mano. «Adivina», contestaba él. «No, no quiero adivinar. Quiero que tú me lo digas», le respondía ella, mientras él negaba con la cabeza.

La madre lo volvía a intentar. «¿Es sobre chicos o chicas?», apuntaba la madre consiguiendo una tímida afirmación de su hijo; para después añadir: «¿Eres gay?». Esta era la pregunta que Matthew llevaba esperando. Entre lágrimas, el joven confiesa con un leve asentimiento de cabeza. «Está bien, cariño, ya lo sabía», son las palabras con las que la madre acompañó al gran abrazo que le dio a su hijo, incapaz ya de aguantarse las lágrimas.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /embeds/ on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at novo.lavozdegalicia.es Port 80

Entre los brazos de su madre, y claramente liberado, el joven pide perdón a su madre. «¡No pidas perdón, tonto! No lo sientas. Yo te quiero por encima de todo, ¿sabes? Solo quiero que seas feliz», respondía ella.

En el final de la grabación, la madre de Matthew confiesa que lo sabía desde hacía tiempo y que su única preocupación era que su hijo creciera «pasándolo mal» y que la gente sea cruel con él simplemente por su orientación sexual: «No te preocupes, te quiero pase lo que pase».

Etiquetado como
Comentarios