Ampliar imagen

Los cinco concursantes más frikis de Eurovisión 2017

El representante de Montenegro y su larga trenza se llevan la palma en esta clasificación alternativa del concurso de la canción

Este martes arrancan las semifinales de una nueva edición del festival de Eurovisión, que se celebra en Kiev a lo largo de toda la semana y que vivirá su punto álgido el sábado, día en el que se celebrará la gran final. Los organizadores intentan vender Ucrania como un destino turístico encantador y seguro, pero toda Europa es consciente de que la sede es uno de los puntos más calientes del Viejo continente. Por primera vez en muchos años, Rusia faltará a la cita. En la aduana no permitieron la entrada al país de la representante Yulia Samoylova, en un gesto que se acabó convirtiendo en un nuevo percance diplomático.

El representante español, Manel Navarro, llega tras una polémica elección (aquí puedes recordar su peineta). Su papel será el del jipi en medio de la guerra. Melena rubia ondulada, camisa de flores y guitarra en mano, Navarro apuesta por mezclar el castellano con un estribillo en inglés. La puesta en escena tiene un punto freak, pero nada que ver con los representantes de Croacia, Rumanía, Moldavia, Italia y Montenegro. 

Croacia 

Jacques Houdek recuerda a uno de esos vídeos de YouTube en el qque un cantante cambia de registro durante muchas ocasiones en poco tiempo, capaz de fusilar las voces de Melenndi, Pavarotti, Mónica Naranjo y Robe, el de Extremoduro. El representante croata es uno de los concursantes que acude a Kiev con una carrera más completa, ya que es un artista respetado en su país. 

Rumanía 

El juego de voces que propone el representante croata también es la apuesta de los concursantes rumanos. Ilinca y Álex Florea son dos cantantes salidos del programa La Voz. Él es un Justin Timberlake de los Cárpatos y ella parece la intérprete de la cabecera de Heidi. «Abuelito...» 

Moldavia 

SunStroke Project repiten como representantes moldavos siete años después de su participación en el festival de Oslo, en el que no les fue del todo bien, por cierto, ya que tan solo lograron 27 puntos y acabaron clasificados entre los cuatro peores participantes de la final. En Kiev tienen muchas posibilidades de mejorar su resultado con Hey Mamma, una canción que es carne de discoteca. Pensada y montada para conseguir que la gente se lo pase bien. La puesta en escena es muy friki, pero también muy molona. Un violín eléctrico y un saxo custodian al vocalista. Ninguno de sus tres deja de menear la pierna derecha durante toda la canción. Cuidado con este tema, que engancha. 

Italia

Francesco Gabbani es una mezcla entre Eros Ramazzoti y Nek, el de Laura no está, dos de los últimos grandes de la música italiana que han logrado colocar sus temas al otro lado de los Alpes. Gabbani, con un bigote sorprende con su postura al inicio de la canción, totalmente quieto y con los brazos extendidos, pero poco a poco va soltándose hasta convertirse en un bailongo encima del escenario. Eso sí, su peinado, bien apuntalado con kilos de gomina, resiste sin problemas. Uno de los puntos frikis de la actuación se encuentra en la irrupción de un gorila. Aquí, en este vídeo, la actuación que le dio el pase a Kiev.

Montenegro 

Slavko Kalezic es el concursante más friki de esta edición del festival. Va vestido con una camiseta de rejilla y tiene una trenza larguísima que agarra y hace girar como si fuese la potente hélice de un helicóptero a punto de tomar altura. El dothraki montenegrino promete ser uno de los más comentados en las redes sociales. ¿La música? Eso es lo de menos. 

 

Etiquetado como
Comentarios