Ampliar imagen

El inesperado final de una entrevista con Daryl de «The Walking Dead»

El actor Norman Reedus y el productor Greg Nicotero vivieron un estrambótico final en su entrevista a un informativo matinal británico

The Walking Dead nos tiene acostumbrados a sorpresas constantes y totalmente inesperadas. Lo que quizás no esperamos es que esos momentos imprevistos les sucedan también en la vida real a los actores.

El final de la última entrevista al actor que da vida a Daryl en la serie de zombis, Norman Reedus, y al productor Greg Nicotero es, por absurdo, un momento estrambótico y de obligado visionado.

Después de casi siete minutos de preguntas sobre The Walking Dead, los presentadores del programa británico Sky News Sunrise tenían que dar paso a la información meteorológica, pero, por algún motivo, los responsables del informativo matinal no tenían preparada la salida de los invitados del plató.

Como nadie les avisó de que debían abandonar el plató, un productor se vio obligado a irrumpir en escena mientras los conductores del programa introducían la información del tiempo y a arrastrar sus sillas con ruedas hasta fuera del plató. Las caras de Nicotero y Reedus, que se despide con un gesto, no tienen precio. Y tampoco la de la presentadora del tiempo, que no se puede creer la ridíciula escena que está presenciando.

Lo cierto es que el momento final consiguió eclipsar el resto de esta entrevista, concedida en el marco de la gira europea de los participantes en The Walking Dead. En ella, Nicotero le dio especial importancia a las escenas gore, que él adora, y consideró que, para él, era importante que hubiera propuestas novedosas en todo lo relacionado con la sangre, las vísceras y los zombis, en lo que todavía no está todo visto. Algunas de las emitidas hasta ahora, según el actor que da vida a Daryl, estuvieron a punto de hacer vomitar a algunos de los actores.

En cuanto al episodio más controvertido de The Walking Dead, el del asesinato de Glenn y Abraham a manos de Negan, Nicotero defendió lo explícito de la escena, diciendo que querían que el espectador sintiese lo mismo que los protagonistas.

Comentarios