Ampliar imagen

La Mercedes Milá más maleducada: bronca en el programa de Risto

La presentadora intentó humillar a un experto en bioquímica que le rebatió su discurso seudocientífico: «Lo primero que te digo es que adelgaces, que estás gordo»

Cuando uno se queda sin argumentos, suele pasar al ataque. Le sucedió este domingo a Mercedes Milá en Chester in Love cuando el experto en bioquímica José Miguel Mulet intentó desmontar el discurso sobre alimentación y salud que desde hace un par de años la presentadora pregona alegremente de plató en plató. Irritada por las explicaciones del experto, quien además aludió a la responsabilidad de los comunicadores a la hora de tratar temas científicos, la veterana periodista no encontró más premisa cuando le llegó su turno de palabra que la embestida. Y no contenta con ponerse a la defensiva, decidió hacerlo de la forma más mezquina: metiéndose con el aspecto físico del invitado: «Lo primero que te digo es que te leas el libro y que adelgaces, porque estás gordo».

Versaba el debate sobre la existencia (o no) de las enzimas en los alimentos, un tema que Mercedes Milá defiende enérgicamente desde que leyó La enzima prodigiosa, de Hiromi Shinya. Con el objetivo de hacerle reflexionar sobre él, el programa de Cuatro se puso en contacto con el autor de Comer sin miedo, quien desmontó ante la catalana todos los mitos de los que se hace eco el bestseller del cirujano japonés. «Tengamos un poco de rigor, contrastemos fuentes, sobre todo no hagamos pánico de la comida», le instó. Rápidamente, Risto Mejide avisó: «Me sabe mal la que te va a caer ahora».

Mercedes Milá y José Miguel Mulet se enzarzaron en una tensa conversación en la que la presentadora siguió intentando, no una, sino varias veces, dejar en ridículo al experto invitado metiéndose con el tamaño de su barriga. «¿Te imaginas que yo pusiera en duda tu opinión por ser mujer, negra u homosexual? Estás haciendo lo mismo por mi cuerpo», consideró el bioquímico. «Eso es una soberana tontería», respondió ella.

La reacción en las redes sociales fue inmediata:

Pero no fue este el único momento estelar de la irreverente comunicadora. Mercedes Milá cuestionó la decisión de Risto Mejido de contraer matrimonio con su novia Laura Escanes y confesó, partidaria de legalizar las drogas, que le encantaba fumar porros, que había fumado muchísimo a lo largo de su vida y que dejó de hacerlo cuando le vio «la cara a la muerte». Habló también de una de las etapas más duras de su vida, sus dos últimos años al frente de Gran Hermano, un agujero negro, reconoció, del que solo consiguió salir con ayuda profesional. Explicó que no fue capaz de controlar tanta carga de trabajo y tanto viaje, y que llegó un punto en el que su cerebro «se desequilibró». «Hace un año no hubiera soportado esta entrevista, estaba destrozada», reconoció. 

Sobre su salida del reality, directamente relacionada con esta experiencia, relató cómo los responsables del programa intentaron convencerla para que no abandonase. Reveló que les había pedido un sueldo más elevado y otro programa, con transfondo social, que le motivase de alguna manera. Pero Gran Hermano no cedió a sus demandas y Mercedes Milá decidió que su salud estaba por encima de cualquier cosa. «Hasta que no la pierdes no te das cuenta».

Comentarios