Ampliar imagen

Anastacia se desnuda y muestra las cicatrices del cáncer

La cantante se sincera en una entrevista y enseña las marcas que dejaron en su cuerpo los tumores de mama que padeció en el 2003 y el 2013

Anastacia desnuda su cuerpo y su alma en una entrevista en la revista Fault Magazine, en la que muestra por primera vez las cicatrices dos cánceres de mama han dejado en su cuerpo

Las marcas que debería tener debajo de los pechos, ya que la medicina ha avanzado para reducir al máximo las cicatrices y que no se vean con casi ningún tipo de ropa, Anastacia las tiene en la espalda. Dos cicatrices que parten desde debajo de la axila hasta la mitad de su espalda, debido a que los múltiples tatuajes que la cantante en su cuerpo dificultaron la labor de los cirujanos.

«Los cirujanos tuvieron que sortear mis tatuajes. Las cicatrices deberían estar en la línea del sujetador, pero para realizarme un injerto de piel los médicos tenían que encontrar antes un lugar que no estuviera 'comprometido'. No esperaba que fueran tan largas, pero era la única manera de hacerlo», explica en la entrevista.

Tras quince operaciones quirúrgicas a lo largo de su dura batalla contra el cáncer, Anastacia quiere ser un ejemplo para todos los que han pasado por este tipo de enfermedades y también tienen «heridas de guerra».

También habla sin tapujos de otro de los problemas a los que tuvo que enfrentarse después de que le extirparan los tumores cancerígenos: «al tener tantas cirugías se pierden muchas sensaciones femeninas que nunca vuelven».

 

 

Y tras confesar que ha tardado años en lograr aceptarse tal y como es, da un consejo a los que han pasado por situaciones similares. «Hay que ser más respetuoso con uno mismo y no compararse con otras personas. Me gustaría haber sido más suave y más amable conmigo y no tan crítica. Es extraño porque mi madre siempre me enseñó a aceptar las diferencias de otras personas y siempre vio la belleza en otros, pero yo simplemente no podía verlo en mí misma», confiesa.

 

 

Aunque en un primer momento Anastacia llegó a avergonzarse de estas grandes cicatrices que cruzan su espalda, la cantante ha logrado sacar algo positivo de lo mal que lo ha pasado. Ahora ve esas marcas como «una parte de mí» y como un sinónimo de su lucha y su victoria frente al cáncer. «Solía resistirme a ellas, pero ahora me siento poderosa», asegura.

 

 «No me gustaba lo grandes que son, pero también comprendía por qué había tenido que enfrentarme a tantos cambios físicos. Mis cicatrices son parte de mi trayectoria, y un recuerdo de todas las cosas a las que tuve que enfrentarme antes, durante y después de mi mastectomía. Llegados a este punto, me siento agradecida de poder mostrarlas al mundo de una forma artística con la ayuda de un prestigioso equipo, porque así he podido transformar los defectos de mi cuerpo en arte», dice en otra parte de la entrevista, en la que la cantante abre su corazón.

Bonjour Paris🗼💋

A post shared by Anastacia (@anastaciamusic) on

Anastacia también habla sobre otra de las razones que le ha impulsado a posar desnuda y mostrar sus cicatrices. «Quiero ser libre, y sabiendo que esta sesión de fotos estará por ahí disponible, puedo estar en la playa y no preocuparme de lo que la gente piensa. Después de hoy, los paparazzi pueden tomar una foto mía, que no me asusta. En cambio, si lo hiciesen antes de hoy, me sentiría avergonzada», señala.

Etiquetado como
Comentarios