Ver vídeo

Siete motivos por los que Miguel Alcántara ha cambiado la historia de «Cuéntame cómo pasó»

Juan Echanove se despide de su personaje en la longeva serie de La 1 y explicamos por qué el hermano de Antonio ha sido fundamental en la trama

Cuéntame cómo pasó despide a uno de los personajes más importantes de la serie, y uno de los puntales de la familia: Miguel Alcántara. Desde que comenzó a aparecer en la primera temporada de forma esporádica, hasta que el personaje se hizo fijo en la serie, las aventuras y desventuras del personaje al que da vida Juan Echanove han significado varios hitos en la serie de Cuéntame cómo pasó y han influido notablemente en las tramas. 

Miguel Alcántara ha servido a los guionistas de Cuéntame cómo pasó para mostrar tramas que, al igual que en resto de los personajes, consiguiesen que muchos de los espectadores lleven años viéndose reflejados en la serie. La mayoría coincide en buena parte de sus vivencias con el personaje de Carlos Alcántara, pero otros muchos ser verán reflejados en María, Toni, Inés o Paquita, mientras que a algunos los personajes de Herminia, Antonio o Mercedes les traerán algunos de los recuerdos más entrañables de sus padres y abuelos que ya no están.

El personaje al que durante doce años ha dado vida Juan Echanove, ha servido para introducir debates tan importantes como el divorcio, la emigración, la militancia política clandestina o incluso la diferencia de edad en las relaciones de pareja. Aquí repasamos varios momentos por los que Miguel Alcántara formará para siempre parte de la historia de Cuéntame cómo pasó:

1. El hermano emigrado en Francia con aires de superioridad

La primera vez que Juan Echanove apareció en Cuéntame cómo pasó probablemente no causó simpatía entre los fans de la serie. Mientras Antonio y Mercedes luchaban por mejorar y sacar a su familia adelante, Miguel Alcántara aterrizaba en San Genaro presumiendo de coche (un Citroën Tiburón) y familia exótica. Pero poco a poco se descubrió que no era oro todo lo que relucía. Ni su trabajo ni su vida en Francia era lo que aparentaba ser, y el acomplejado de Antonio descubrió que la vida de su hermano en el país vecino era si cabe aún más penosa que la suya.

2. Divorciado y con nueva novia

Miguel Alcántara se convirtió en un personaje fijo en la ficción de TVE en la temporada 7 y ha aparecido de forma fija hasta la actual, la número 18. Después de varios años, Miguel Alcántara decidió volver a España y establecerse en Sagrillas, tras su divorcio de Marie-Chantal. Pero al poco tiempo vio que la vida en el pueblo era aún más sacrificada que en Francia y que sus planes no eran entendidos por una sociedad rural muy atrasada aún en comparación con Francia, así que regresó a San Genaro, donde introdujo en la familia a su novia Esperanza, que había sido uno de los motivos de su divorcio.

Imagen:

3. Su relación con Paquita

 unos 30 años menor que él. Al disgusto del divorcio de Miguel, que aún no sabían que sus hijos mayores seguirían los pasos de su tío, Antonio y Mercedes deberán sumarle el inicio de una relación con la sobrina de Mercedes, la joven Paquita, que llega a San Genaro desde Sagrillas en busca de un mejor porvenir en la ciudad. El noviazgo, que en un principio se mantiene en secreto, sale finalmente a la luz cuando Paquita se queda embarazada y deciden casarse. Aunque lo del embarazado, muy evidente, deciden ocultárselo a su padre, el Matamulas, temiendo su reacción. Después de que Anselmo quisiera disparar a Miguel, finalmente, se casan en Sagrillas y nace su primera hija Diana, a la que más tarde seguirán otras dos gemelas. Años después, la entrada de Rocío en su vida, provocará la separación de Paquita, con la que finalmente se reconciliará años después y se mudará a Benidorm para atender la arrocería heredada del Matamulas. Por el medio tendrá una relación con Nieves.

4. El hijo de Don Mauro

Tras la muerte de doña Pura, Antonio y Miguel, los único herederos, deciden repartir la herencia, pero en un testamento figura que la madre dejó la mejora a Miguel, lo que pone provoca un gran enfado entre los dos hermanos, por culpa de Paquita, con cuya avaricia convence a Miguel para que le reclame a su hermano la parte que le corresponde de la herencia. Años más tarde, revisando el acta de matrimonio de sus padres, Miguel y Antonio descubren que Pura se casó en un avanzado estado de gestación y que tuvo un altercado en el pasado con Don Mauro, el cacique de Sagrillas. Tras investigar un poco, finalmente descubren a través de Herminia, que Miguel Alcántara es hijo de Don Mauro, y que el padre de Antonio se casó con Pura y lo crió como un hijo suyo.

5. Su militancia en el PC

Antes de regresar a España, Miguel Alcántara ya era uno de los militantes del Partido Comunista en el extranjero. Al regresar a España muestra su repulsa contra el sistema y acude en varias ocasiones a reuniones de militantes del PC. Incluso el 23-F protagoniza con el exempleado de Antonio en la imprenta, Curro, una particular pegada de carteles.

6. Su relación con Antonio

Miguel y Antonio tienen una típica relación de hermanos: diferentes ideas de ver la vida e incluso políticas, ciertas envidias y celos, pero finalmente siempre están el uno para el otro ante las dificultades. Miguel Alcántara le prestó el dinero que Antonio debía en el juego (y que él no tenía), se fue a vivir con él cuando engañó a Mercedes y ésta le echó de casa, le acompañó en la aventura política de intentar ser alcalde de Sagrillas (a pesar de sus diferencias políticas), invirtió con él en el negocio del aceite o las banderas y también en la bodega. Ante cualquier acontecimiento, bueno o malo, Antonio recurre a Miguel, y respectivamente, por ello, la falta de Miguel será especialmente dura para el patriarca de la familia.

7. La homosexualidad y el sida

En una España muy poco avanzada a la hora de tratar estos temas, el personaje de Miguel Alcántara sirvió para tratar el tema de la homosexualidad e incluso el VIH. A través del personaje de Olmedilla, que interpreta Antonio Resines, Miguel Alcántara ve cómo su amigo (al que ya conocía de su etapa en Francia) le declara su amor, y aunque al principio se muestra reticente, finalmente le apoya y su amistad permanece por encima de los prejuicios.

El disgusto de Juan Echanove por la despedida de Miguel Alcántara

«A mí me echan con una serie de criterios filosófico-poéticos con los que me vienen a decir que ya no trabajo en ella», explicaba Juan Echanove en una entrevista en Onda Cero, en el programa que presenta Juan Ramón Lucas, Más de uno.

«Yo simplemente soy un contratado, no soy productor ni guionista, a mi me llaman para hacer mi trabajo y cuando vienen y me dicen que he terminado, pues me voy», aseguraba. Echanove, uno de los pilares fundamentales de Cuéntame desde que comenzó a aparecer en varios episodios sueltos e las primeras temporadas se mostraba aún muy molesto con su abrupta salida de Cuéntame. «La putada de todo esto y por lo que lo expliqué de forma pública es por que en redes sociales se estaba generando la sensación que yo dejaba la serie», aseguraba. Y explicaba que los motivos de hacerlo público han sido «decirle al público que no, que no me he ido yo, que me han echado».

El actor reiteraba de nuevo su malestar con cómo fue despedido. «Creo que las formas son fundamentales, yo de lo que más me quejo es de eso, creo que son fundamentales, porque si se pierden, la convivencia se vuelve una mierda», decía.

Y soltaba una última bomba sobre el final que Cuéntame ha decidido dar a Miguel Alcántara: «No me gusta andar por polémicas, lo que pasa es que las cosas son así. El final de esta historia no me ha gustado, me ha decepcionado, ha sido todo una decepción personal».

Imagen:

Juan Echanove explicaba hace unos días en el suplemento Fugas de La Voz de Galicia, que había superado ya su salida de la serie, o al menos que era su propósito cada mañana. «Me he impuesto por mi higiene mental, como cuando me levanto por la mañana y me ducho. Yo creo que he pasado una pequeña temporada en mi vida mal, de decepción, que ya ni me acuerdo. Por otro lado no me gusta el runrún ni el racarraca continuo, porque yo tenía que expresar que el hecho de que yo dejara la serie no era por mi propia voluntad, y cualquier otra valoración más allá me parece una falta de respeto incluso para la gente que no se ha portado bien conmigo. Y yo no les voy a perder el respeto nunca, porque son grandes profesionales y seguramente hacen bien las cosas. No tengo nada que decir porque sería un desagradecimiento igual que el que se ha cometido conmigo. Yo no debo ponerme en el mismo sitio, pero uno deja de pensar en las cosas y entonces te dicen: ¿te acuerdas de esa serie, cómo era, una que iba de una familia...? [Se ríe] Ah, Cuéntame... Y, mira, me ha quitado un espacio de la cabeza que necesito para otras cosas. Es como si tienes un ordenador lleno y tienes que ampliar memoria. No lo digo desde el desdén, pero de verdad, cuando quitas algo que llena tanto tu cabeza te sientes muy liberado. Los ojos quieren ver más cosas, los oídos quieren oír más música, el alma quiere leer los grandes textos de la literatura. Y sobre todo uno quiere llenar los días de su vida de sonrisa y rodearse de amigos. A veces el trabajo tan continuado en una serie nos hace vivir como si no existiera otra cosa, con horarios que te apartan. Y cuando dejas de hacerla te sientes muy liberado», apuntaba.

Y terminaba haciendo referencia a su horóscopo para definirse como «un Aries es tan hiperactivo que no tiene tiempo para el rencor. No tengo ni tiempo ni salud para el rencor. Vivir en el rencor es de estúpidos».

Los guionistas le dan la razón

Después de que Juan Echanove arremetiese contra la productora por las formas en las que había sido despedido de la longeva serie de TVE, «como los ministros de Franco, con el motorista», «en diferido» o «no me han dicho ni adiós, gracias ya ni te cuento», son algunas de las frases con las que resumió el actor su adiós a Miguel Alcántara en la ficción durante una entrevista en Hoy por Hoy en la Cadena Ser. Tras sus duras palabras contra los que durante los últimos 12 años, uno de los aludidos, Joaquín Oristrell, que desde hace unos años es el coordinador de guiones de Cuéntame y uno de los que le comunicó su despido junto al productor de la serie, Miguel Ángel Bernadeu (marido de Ana Duato), ha dado su versión en el mismo programa.

«Juan Echanove tiene todo el derecho a estar enfadado», comenzaba su intervención, para aclarar los hechos habían ocurrido tal y cómo había narrado el actor el día anterior. «Me dicen que es un personaje demasiado pequeño para tan gran actor y ahí yo flipo», comentaba Echanove.

«Es un actor fantástico, extraordinario, pero la decisión de que no estuviera en la serie fue argumental, una decisión de guion», argumentaba Oristrell, que además aseguraba que el hecho de que otros personajes hayan ganado más peso en la serie (como es el caso de María, la hija pequeña de los Alcántara), habían ido dejando el papel de Echanove cada vez con menos minutos.

Además el coordinador de guiones va un poco más allá, refiriéndose a su público: «Tenemos una horquilla de espectadores muy jóvenes, que no ha vivido los 80», para justificar el proceso en el que están inmersos los creadores de la serie para rejuvenecerla.

«Los personajes que van colindando a la familia se van quedando con menos participación», aseguraba, y proseguía afirmando que: «Cuando tienes a Juan Echanove en una serie, o le das un buen papel o le estás menospreciando».

Además negó tajantemente que se trate de una cuestión presupuestaria, por si alguien se lo había planteado. «Si las historias necesitan a unos actores, las va a tener», explicaba. E insistía en que «nosotros lo hicimos por la historia, para que el personaje tuviera un final digno».

Oristell se mostró muy sincero e incluso asumió como suya como parte del a culpa del enfado de Juan Echanove. «Fue una sensación agria» y explicó que no había podido acudir al último día de rodaje del actor para despedirse de él. «Hubo ciertas maneras en ese decir adiós que no fueron lo suficientemente afectivas y emotivas», reconocía, dando la razón a la queja de Echanove en los mismos micrófonos sobre las formas.

«A veces en todo, se nos olvida que las cosas se pueden hacer mejor de lo que se hacen, y que las personas somos un tanto por ciento materia y otro tanto por ciento sensibilidad. Y cuando se ataca a la sensibilidad de las personas pues entramos en una dinámica de problema general que no se puede crear», aseguraba Echanove un día antes.

El coordinador de guiones incluso defendió las duras palabras que les dedicó Juan Echanove, ya que «no puedes quedarte las cosas dentro y que te amarguen la vida. Tiene todo el derecho a hacer lo que ha hecho».

 

El «annus horriblis» de «Cuéntame»

El 2016 fue el año en el que Cuéntame estuvo más entredicho que nunca. La longeva serie de televisión, una ficción nostálgica y costumbrista que siempre ha huido de la polémica y a la que la mayoría del público veía con buenos ojos, fue muy cuestionada tanto por TVE como por los espectadores. El primer escándalo afectó a uno de sus protagonistas, Imanol Arias, cuyo nombre apareció en los papeles de Panamá, como dueño de una sociedad offshore. Pese a sus explicaciones, la sombra de la desconfianza cayó sobre él. Meses después las sospechas volvían otra vez a salpicar a Arias y a Ana Duato, que tuvieron que declarar ante el juez acusados de defraudar a Hacienda.

Y el escándalo terminó por salpicar a Grupo Ganga, la productora de Cuéntame, a la que le cuestionaron varias auditorías y, a continuación lo que TVE gastaba en cada capítulo de la serie. La continuidad de las aventuras y desventuras de la familia Alcántara estuvo en entredicho y hasta se barajó la posibilidad de que se mudase de cadena, como han hecho otras series como en Amar es para siempre. Finalemente, La 1 dio luz verde a una nueva temporada de Cuéntame.

Todo esto cuando la serie aún no se había recuperado de las controvertidas declaraciones de Pilar Punzano a finales del verano del 2015, cuando arremetió contra la productora por cómo se había enterado porque prescindían de su trabajo ante la vuelta de Irene Visedo, la Inés Alcántara del principio. Pero la escandalosa salida de Pilar Punzano de Cuéntame no solo salpicó a Grupo Ganga, también afectó a Imanol Arias al que acusó de tener «la lengua tan larga como las manos expadre», en un encendido comentario de Facebook que terminó eliminando. 

También acusó a la productora de ser «una secta» y hasta atacó a Ana Duato y a su marido el productor Miguel Ángel Bernadeu. «Son una cuadrillita de amigos que se han asociado para hacer esto. Ellos son los que siempre salen en las fotos. Entre ellos se los guisan y entre ellos se o comen», declaraba. 

Etiquetado como
Comentarios