Ampliar imagen

Tamara Gorro anuncia que está embarazada

La extronista y colaborada televisiva tiene una niña a través de gestación subrogada después de 18 intentos fallidos

Tamara Gorro ha desvelado su secreto mejor guardado de las últimas semanas: está embarazada. La ex concursante de Mujeres, hombres y viceversa anunciaba a través de las redes sociales que acababa de cumplir uno de sus grandes sueños y está embarazada de un mes. 

Tamara Gorro, que comparte asiduamente su vida y la de su familia con sus seguidores, viajaba hace días a Los Ángeles, lugar en el que cumplió su sueño de ser madre al nacer su hija Shaila hace más de un año a través de gestación subrogada. Y parece que es en el mismo lugar donde cumplirá su otro sueño: poder llevar a su hijo en su vientre, como tanto anheló durante años. 

«Me sentía preparada, tenía ganas y de nuevo recuperé la ilusión. Me lancé al intento. Un año de preparación, quirófanos, mentiras, medicamentos, pruebas... todo daba igual, tenía un objetivo», aseguraba refiriéndose al calvario que sufrió cuando intentó quedarse embarazada durante más de 15 veces. 

«Dos test negativos de mi gestante me empujaron para intentar quedarme embarazada», relataba, lo que hace intuír que estaba intentando de nuevo tener otro hijo a través de gestación subrogada.

Me sentía preparada, tenía ganas y de nuevo recuperé la ilusión. Me lancé al intento. Un año de preparación, quirófanos, mentiras, medicamentos, pruebas... todo daba igual, tenía un objetivo. Dos test negativos de mi gestante me empujaron para intentar quedarme embarazada. Ahora sí que creo en los ángeles. Él ha hecho que lo imposible se haga realidad. Me mandó fuerzas para acabar lo que fui a empezar, lo que desde el primer momento me animó a hacer y hasta tres días antes de su fallecimiento lo vivía con tanta emoción. Hoy termina una constancia, una lucha, un propósito... SÍ... ¡ESTOY EMBARAZADA! En ocho meses daré vida a una preciosidad que deseo con todas mis fuerzas que sea niño y lleve el nombre de mi ángel: Antonio. Este es el motivo de mi viaje a Los Ángeles. Hasta hoy no tenía los resultados y quería cumplir mi palabra: que seáis los primeros en saberlo. No he querido esperar tres meses porque creo que os merecéis saber día a día mi estado. Así quiero que sea. Gracias por la paciencia, gracias por cada mensaje, simplemente GRACIAS POR ESTAR. #mamamolona #elgorrodetamara

A post shared by Tamara Gorro (@tamara_gorro) on

«Hoy termina una constancia, una lucha, un propósito... En ocho meses daré vida a una preciosidad que deseo con todas mis fuerzas que sea niño y lleve el nombre de mi ángel: Antonio. Este es el motivo de mi viaje a Los Ángeles. Hasta hoy no tenía los resultados y quería cumplir mi palabra: que seáis los primeros en saberlo», escribía. 

Tamara Gorro que acaba de sufrir la dura pérdida de un amigo, dice confiar ahora en los ángeles: «Él ha hecho que lo imposible se haga realidad. Me mandó fuerzas para acabar lo que fui a empezar, lo que desde el primer momento me animó a hacer y hasta tres días antes de su fallecimiento lo vivía con tanta emoción». 

Además explicaba que «no he querido esperar tres meses porque creo que os merecéis saber día a día mi estado. Así quiero que sea. Gracias por la paciencia, gracias por cada mensaje, simplemente GRACIAS POR ESTAR». 

El calvario de Tamara Gorro 

Tamara Gorro narró su lucha por lograr un embarazo en Sálvame Deluxe en noviembre del 2015, algo que era desconocido para la sus fans. Casada con el futbolista Ezequiel Garay, durante tres años luchó por quedarse embarazada, sin éxito alguno. Por ello recurrió a la gestación subrogada y cuando su hija ya estaba en camino, confesó en Telecinco el tortuoso proceso que había vivivo al intentar embarazarse. «Han sido tres años de lucha, superación, altos y bajos. Tres años luchando por quedarme embarazada. Antes de casarnos quisimos quedarnos embarazados para poder dar la noticia en la boda. Pero van pasando los meses. Al año vamos al médico y me dice que nos derivan a la unidad de reproducción para ver que es lo que sucede. Aparentemente ninguno tenemos ningún problema, pero ahí ya me dicen que yo no óvulo, pero hay un tratamiento que hace que ovúles, pero tampoco funciona», explicaba muy emocionada.

Tamara Gorro confiesa que tuvo que recurrir a la ayuda psicológica para afrontar estos problemas. «Nos pasamos a la fecundación. Cuando ya llevamos unos seis intentos, en una de las intervenciones (para sacarle los óvulos) ven un problema en las trompas y ven que hay un líquido que cae al útero y entonces me dicen que hay que quitar las trompas». A pesar de que no se las tuvieron que extirpar, ella no logró quedarse embarazada hasta este año, y es posible que dentro de unos meses explique el proceso completo, como ya hizo hace dos años. 

En los últimos meses Tamara Gorro se ha convertido en una de las máximas abanderadas de la gestación subrogada y está a favor de su legalización, un debate que está abierto pero es muy controvertido. Hace unos meses, según recoge Chance, Tamara Gorro relataba que antes de la gestación subrogada pensó en adoptar y contó lo que le ocurrió. 

«Siempre decís, ¿y por qué no adoptas? Yo he intentado adoptar en España, en Portugal y en Rusia», contaba desvelando que intentó adoptar a una niña con síndrome de down de Rusia, a la que su madre no quería: «La madre no la quiere, la abandona, la niña tiene escasas horas. Hablamos con los abogados y la madre me da la tutela. ¿Y sabes lo qué nos dicen? Que nos pongamos a la cola. Entonces busco dónde estaba esta niña. Y lo único que dijimos es que queríamos hacernos cargo de sus medicamentos, colegios y cuidados hasta que fuera adoptada. ¿Sabes lo qué me dijeron? Que no, por eso es imposible adoptar. Eso es lo que duele», confesaba la mujer de Ezequiel Garay.

Además más indignada que de costumbre, Tamara Gorro defendía la práctica que le ha permitido formar una familia: «Es indignante que a día de hoy esto todavía se esté debatiendo. Escuchar las barbaridades que se dicen... Y me atrevo a decir que hay tanta falta de información. Mi gestante quería ayudar, ¡ella tiene dos niñas! Y el día siguiente del nacimiento de Shaila, estábamos celebrándolo en la misma habitación mi familia y la familia de la gestante». 

 

 

Etiquetado como
Comentarios