Ver vídeo

Habla el experto de la BBC interrumpido por sus hijos: «Tuve que esforzarme por no reírme»

El analista político Robert Kelly comenta la jugada en una entrevista para el «Wall Street Journal». «Mi error convirtió a mi familia en estrellas de YouTube»

La familia más famosa de la BBC ha vuelto a ponerse frente a la cámara, esta vez sin pánico y sin esfuerzos por contener la risa. El experto en política internacional Robert Kelly se convirtió la semana pasada en una auténtica estrella de las redes sociales gracias a su pericia para mantener el tipo después de que sus dos hijos pequeños interrumpiesen su análisis en directo sobre la destitución de la presidenta coreana Park Geun-hye. La escena resultó tan divertida -Kelly aparentando normalidad, su esposa arrastrando a los niños a gran velocidad y cerrando a gatas la puerta del salón- que el Wall Street Journal y también la BBC han querido reunir a los cuatro protagonista del improvisado sketch y conocer al detalle su historia.

El problema fue el pestillo, reconoció el profesor de Ciencias Políticas: «Fue culpa mía, no cerré la puerta». En la habitación de al lado, su mujer esperaba su intervención con el teléfono en la mano, preparada para grabarla. Fue en ese momento de despiste -de ambos; uno por no echar la llave, otro por descuidarse- cuando los dos minúsculos espontáneos (Marion y James, de 4 años y 8 meses) entraron en directo en el estudio.« Fue una mezcla de sorpresa, vergüenza y diversión -confesó Kelly-. También de amor y de afecto, porque es adorable». «Vi el vídeo como todos los demás, y la verdad es que es muy gracioso», apuntó.

Todo iba como la seda hasta que Marion reconoció en la pantalla de la televisión el lugar en el que se encontraba su padre y, excitada, decidió hacerle una visita. «Este tipo de olvidos nos pasa constantemente, pero no como en esta entrevista. Esta es la primera vez, porque la mayoría de las veces cierra la puerta con llave», explicó la madre de los pequeños. Ensimismada en la tarea de grabar la intervención, oyó cómo su hija se alejaba, y poco después comprobó que no se encontraba a su alrededor. «Empecé a mirar detrás de todas las puertas. Fue un caos», reconoció entre risas.

Desde que la BBC publicó en su página web el embarazoso momento, Kelly no ha dejado de recibir llamadas y correos electrónicos, y ha desactivado todas las notificaciones de las redes sociales ante la avalancha de reacciones. Pese a algunas críticas que ha recibido el experto por la forma en la que trató de alejar a su hija de la habitación, Kelly aseguró que la mayoría de los mensajes que han recibido los últimos días han sido amables. «La mayoría de los comentarios han sido positivos y de apoyo, y estamos muy agradecidos por ello», zanjó el profesor.

Etiquetado como
Comentarios