Ver vídeo

El vestido de Jennifer López rompe por una de sus costuras más exigidas

La artista se marcó un Lenny Kravitz cuando saludaba a su público a la conclusión de un concierto en Las Vegas

La cantante y actriz Jennifer López ha sufrido en el escenario uno de esos momentos embarazosos que cualquier artista intenta evitar a toda costa. La neoyorkina de origen latino estaba interpretando en Las Vegas sus grandes éxitos. Como en ella es habitual,  con uno de sus habituales vestidos completamente ceñidos y repletos de brillantes.

A la conclusión del recital, cuando se dispuso a dar las gracias a su público, el vestido aguantó la primera reverencia, pero a la segunda acabó rompiendo por una de sus costuras más exigidas.

La escena recordó a un concierto de Lenny Kravitz de principios de agosto, cuando al artista estadounidense le reventó su pantalón y acabó enseñando el pene.

Comentarios