Ampliar imagen

Kesha pierde el juicio contra su antiguo manager por abuso sexual y extorsión

La artista norteamericana se embarcó en un arduo proceso legal para desvincularse de la discográfica de Dr Luke y seguir adelante con su carrera, actualmente paralizada

Kesha asegura que el productor Dr Luke abusó sexualmente de ella, la acosó física y verbalmente en numerosas ocasiones y la maltrató psicológicamente durante diez años. Llegó a decir que le dio pastillas, la forzó a tomarlas con alcohol y que, un día, se despertó desnuda en su cama, sin saber cómo había llegado hasta allí. Asegura que todas estas agresiones le provocaron bulimia nerviosa, trastorno por el tuvo que ser ingresada dos meses en un centro de rehabilitación, que el representante la aisló de su familia y que la amenazó, en repetidas ocasiones, con destruir su futuro profesional si se iba de la lengua. Con el objetivo de recuperar el poder sobre su carrera, la artista norteamericana llevó el caso a los tribunales. Este viernes se ha celebrado el juicio. Kesha sigue atada legalmente a la discográfica de Dr Luke.

La artista, que además de una indemnización económica reclamaba el fin de cualquier vinculación laboral con el productor para poder firmar con otros agentes y sellos discográficos, no ha conseguido liberar su contrato. Argumentó ante la jueza que su carrera está acabada, al no haber podido grabar, girar o publicar merchandising durante un año. Dr Luke, con una versión muy distinta de los hechos, le propuso grabar dentro de su sello sin que él estuviese involucrado, una opción que Kesha habría rechazado. El exmanager mantiene que la cantante y su madre le amenazaron con difundir acusaciones si no rompía la exclusividad. 

El tribunal no ha visto finalmente razón alguna para romper un acuerdo que fue «severamente negociado y es típico de la industria», dando así la razón a la empresa, que invirtió «60 millones de dólares» en la carrera de la cantante. Tampoco ha encontrado la magistrada evidencias médicas que demuestren los abusos denunciados por Kesha. 

#repost @iiswhoiis_warrior

Una foto publicada por Kesha (@iiswhoiis) el

El veredicto no ha sido bien encajado entre los seguidores de la norteamericana, que llevan tiempo clamando en las redes sociales libertad para la artista. Este jueves, su grito se ha intensificado, elevando al primer puesto de los Trending Topic el hashtag #FreeKesha, bajo el que se aglutinan todo tipo de reproches contra la sentencia.

???

Una foto publicada por Kesha (@iiswhoiis) el

Etiquetado como
Comentarios