Ampliar imagen

Twitter revoluciona su «timeline» cronológico

La red social priorizará los mensajes más relevantes poniendo fin, de manera opcional, a la sucesión de mensajes ordenados por fecha y hora de publicación

Renovarse o morir. Esa es la máxima que se ha impuesto Twitter en los últimos meses. Si hace unas semanas el pajarito azul más famoso de internet anunciaba el fin de los 140 caracteres (que se había convertido en la verdadera esencia de la red social de microblogging), esta vez le ha tocado el turno a otra de las características que parecían inamovibles. Y es que Twitter empezará desde este mismo miércoles a seleccionar y mostrar los contenidos más relevantes para cada usuario, poniendo fin al estricto orden cronológico con el que estructuraba su «timeline».

Lo que empezó como un rumor, creció como un experimento reducido a un pequeño grupo ha terminado siendo finalmente una auténtica realidad. Twitter meterá mano al timeline de todos los usuarios para mostrarles aquellos mensajes que ellos consideran relevantes según el perfil y los gustos de cada uno. Este será, según parece, el fin definitivo de la sucesión de publicaciones ordenadas por fecha y hora de publicación.

Pero el pajarito no se tirará, por ahora, a la piscina. Ante las fuertes críticas recibidas por un amplio sector de sus usuarios (concretamente los más activos en la red social), Twitter ha decidido curarse en salud y ofrecer esta posibilidad como una cuestión opcional. Los responsables de la plataforma han aclarado que la visualización del contenido por prioridad podrá ser desactivado volviendo a la esencia inicial de la red.

¿Por qué se ha tomado esta decisión?

El cambio iniciado por Twitter desde hace ya unos meses responde a la necesidad de reducir el «ruido» y hacer más accesible y atractiva una plataforma que no pasa por su mejor momento. La dimisión de gran parte de su directiva y la continua cuesta abajo en la que vive instalada en los parqués americanos, parece haber apurado las decisiones de realizarse un profundo lavado de cara.

El cambio anunciado este miércoles supone un paso más hacia su reconversión. Los primeros tuits que vea un usuario serán una selección filtrada por un algoritmo, en vez de los últimos contenidos publicados por aquellos tuiteros a quienes uno sigue. De esta forma, también se podrá seleccionar la publicidad para cada perfil y «premiar» con un lugar más alto a aquella que más pague. Además, desde la compañía explican que tras ese compendio aupado por la red social, que no se diferenciará visualmente del resto del timeline, aparecerá la ya tradicional cascada ordenada por momento de publicación. Esta selección de tuits privilegiados estará formada por un número variable, establecido en función de cuántas cuentas siga el usuario.

¿Y cómo se establecerá lo que es relevante?

El algoritmo tendrá en cuenta tres variables: los perfiles seguidos, la popularidad de los tuits y las interacciones y contenido que le interesa a cada usuario. Estos serán los tres ingredientes que tendrá que tener todo mensaje que se precie de ser considerado relevante. 

El cambio no será radical y se irá implementando por fases. A partir de este miércoles, los usuarios que deseen ver la selección de contenidos relevantes realizada por Twitter podrán hacerlo activando la opción en la configuración de su cuenta. Más adelante, el cambio se activará por defecto en todas las cuentas, previa notificación a los usuarios, que podrán optar por seguir con un timeline exclusivamente cronológico. Esta funcionalidad podrá desactivarse en cualquier momento, resalta la compañía.

Y para lo que muchos ya plantean como una revolución, Twitter saca sus datos para justificarse. Según la red social, aquellos que ya han experimentado en fase de pruebas con los tuits seleccionados por relevancia tuitearon y retuitearon más contenidos gracias a la nueva función.

Hasta la fecha, los usuarios de Twitter veían las publicaciones de aquellas personas a las que siguen por el orden cronológico en que fueron tuiteadas. De hecho, la cascada de contenidos de la red de microblogging se llama timeline o línea de tiempo. Esa característica fue la que hizo de la plataforma una herramienta de información y actualidad, algo que no quiere dejar de ser en su búsqueda del difícil equilibrio entre relevancia y tiempo real. «El tiempo real sigue siendo prioritario para nosotros, es una de nuestras esencias y sería una tontería que acabáramos con ella», defienden desde Twitter.

La «curación» de contenidos es el reconocimiento implícito de que algunos usuarios tienen un problema a la hora de gestionar el ingente volumen de información que se mueve en Twitter. El nuevo algoritmo de selección de tuits, destinado a rescatar información valiosa que el usuario puede perderse debido a la actividad frenética de su timeline, es un paso más para calmar a los inversores -como lo fue el cambio del «favorito» por el «me gusta»-, que exigen a la compañía que crezca en número de usuarios y haga más sencillo el manejo de la plataforma.

Sin embargo, Twitter tiene que andar con pies de plomo a la hora de introducir cambios para atraer a nuevos usuarios, ya que los tuiteros más intensivos suelen ser reticentes a modificaciones sustanciales de la herramienta.

Al final, el carácter opcional de la medida -que se pone en marcha el mismo día en que la tecnológica presenta sus resultados trimestrales- es una salida intermedia con la que contentar tanto a usuarios intensivos como a los más novatos que se sienten perdidos ante un torrente ingobernable de información.

Etiquetado como
Comentarios