Ver vídeo

Barbie se adapta a la «mujer real»

Mattel, tras 55 años de historia, lanza una serie de muñecas con distintas tallas, estaturas y colores de piel

Barbie pone los pies en la tierra y se acerca a la «mujer real». O al menos lo intenta. La famosa muñeca tendrá varias versiones y adoptará otras tallas, estaturas y colores de piel.

Después de 55 años de historia, Barbie intenta alejarse de la imagen superficial de una muñeca con la que han jugado varias generaciones de mujeres, para intentar romper con los estereotipos que durante años ha alimentado. Con la llegada de las nuevas muñecas quedará un poco más atrás la Barbie de larga melena rubia, cintura de avispa, grandes pechos y tacones, que vendía un prototipo de mujer que, en la vida real, no podría ni siguiera andar por lo desproporcionado de su cuerpo.

Mattel, fabricante de Barbie, ha anunciado que ampliará su línea Fashonistas con tres nuevos tipos de cuerpo, uno más alto que la que la muñeca original, otro más bajito y otro con más curvas, que se suman al diseño genuino y que se reproducirán en siete tonos de piel, 22 colores de ojos y hasta 24 cortes de pelo distintos, según recoge Europa Press.

Ganarse a sus detractoras

El objetivo de la marca Barbie es cambiar el punto de vista de sus detractoras que ven en la muñeca una concentración de estereotipos machistas que oprimen a las mujeres. Su melena rubia perfecta, sus grandes ojos azules (enmarcados en unas larguíiiisimas pestañas), su perfecta naricilla, sus labios carnosos, sus dientes blancos, su mani-pedi impecable, sus cortos y provocativos vestidos y sus vertiginosos zapatos de tacón, son una enumeración de tópicos de una mujer que en la vida real no existe.

Además de las críticas a su imagen, también las hay a todo su universo. Su amor por el rosa (otro tópico más) y por la moda, son un buen ejemplo, pero hay quién ven en Barbie también uno de los juguetes asociados a los roles de género y a un tipo de mujer «tradicional» que, con el paso de los años, se ha quedado muy atrasado.

Con esta mirada al mundo real, de mujeres altas, bajas, con curvas, morenas, pelirrojas o hasta con el pelo azul, Barbie busca conquistar a las que nunca comprarían una muñeca.

Evelyn Mazzocco, la artífice del cambio

En el 2015, Barbie ya sacó a la venta 23 muñecas con nuevos tonos de piel, colores de pelo y, sobre todo, pies planos que les permitían llevar calzado que no fuese de tacón. Sin embargo, todas tenían la misma fisonomía, con las mismas piernas largas y la cintura de avispa que popularizaran las Barbie hace más de medio siglo.

Detrás de estas iniciativas está la argentina Evelyn Mazzocco, que llegó a Mattel en el 2014 como vicepresidenta senior y Gerente de Global. «Estamos muy contentos de estar literalmente cambiando la cara de la marca (...) Creemos que tenemos la responsabilidad ante las niñas y los padres de reflejar una visión más amplia de la belleza», ha señalado. Mazzocco ha destacado asimismo que «Barbie siempre ha dado opciones a las niñas, con sus más de 180 carreras, roles de inspiración, sus looks y sus accesorios» pero es ahora cuando la línea de muñecas «es más un reflejo del mundo que las niñas ven a su alrededor». «La variedad en el tipo de cuerpo, los tonos de piel y el estilo permite a las niñas encontrar una muñeca que habla de ellas», ha añadido.

Para el director de diseño de producto, Robert Best, la ampliación de modelos de Barbie es «una gran evolución» porque «transmite que los estándares de belleza no son restrictivos». «Este será nuestro futuro: representando en el mundo real», apunta en el vídeo de lanzamiento de las nuevas muñecas.

Las Barbies de nueva creación están ya disponibles por encargo en la tienda online de Mattel para Estados Unidos y llegarán a las tiendas del resto del mundo en primavera de este año, según ha informado Mattel en un comunicado. «Durante más de 55 años, Barbie ha sido un icono cultural global y una fuente de inspiración y la imaginación de millones de niñas en todo el mundo. Barbie refleja las niñas del mundo ven a su alrededor. Su capacidad para evolucionar y crecer con los tiempos mientras se mantiene fiel a su espíritu es la clave de por qué Barbie es la muñeca de moda número uno», ha añadido el presidente y director de operaciones de Mattel, Richard Dickson.

Etiquetado como
Comentarios