Ampliar imagen

Cristina Pedroche, enfadada y harta de ser el centro de todas las críticas

La presentadora ha explotado en su blog y confiesa que se alegra de «desaparecer un tiempo» para grabar «Pekín Express»

Cristina Pedroche está harta de ser el centro de todas las críticas y así lo ha manifestado a través de su blog en la revista Hola!. Cuando no se analiza hasta el más mínimo detalle del vestido elegido para dar las Campanadas, se reprocha el modo en el que decidió casarse con el chef David Muñoz en la intimidad de su casa o se juzga su decisión de haber votado a Izquierda Unida en las últimas elecciones generales, según confesó en una entrevista al diario El Mundo.

«Me da mucha pena que todo lo que diga, hasta cuando hablo en tono irónico se saque de contexto, se manipulen mis palabras y todo el mundo se meta conmigo», arranca el reivindicativo post de Cristina Pedroche. La presentadora ya no aguanta más críticas ni mentiras sobre su vida y por eso ha querido desmentir ciertas informaciones que se han publicado sobre ella en los últimos meses. «Jamás diría que no me siento española porque soy española. Jamás diría que soy comunista porque no soy comunista. Ni me compro casa de millones de euros, ni cobro esos pastizales por hacer un anuncio, ni el vestido de Nochevieja valió 200.000 euros porque la marca me lo dio para esa noche», explicó Cristina Pedroche evidenciando su enfado.

Lo cierto es que a pesar de que Cristina Pedroche asegura que no le gusta «tener que dar explicaciones», la presentadora ha esgrimido todas las informaciones que se han dado de ella y que le han molestado. «Estoy harta de no poder decir nada sin que se saque todo de quicio», puntualiza.

Los compromisos laborales permitirán a Cristina Pedroche tomarse un respiro y así rebajar el nivel de hartazgo adquirido. La presentadora apura sus últimos días en España -este miércoles se despedirá de sus compañeros de Zapeando- antes de marcharse a China para rodar una nueva entrega del programa Pekín Express. «En el fondo me alegro de desaparecer un tiempo para grabar 'Pekín Express'... ¡aunque a ver cuántas mentiras se inventan en este tiempo!», comentó la vallecana.

La solución de Cristina Pedroche para aparcar su enfado pasa por «dejar de leer las tonterías que me ponen en las redes sociales que parece que últimamente solo quieren hacer daño».

Lo cierto es que ha sido a través de Instagram por donde le ha llegado a Cristina Pedroche una nueva «enemiga». Corina Randazzo, la protagonista del programa Un príncipe para Corina, ha publicado una imagen en su cuenta en la red social en la que hacía alusión a la presentadora insinuando que no es tan guapa como muchos creen. «No somos perfectas. Engordamos, nos salen granos de adolescente aunque tengamos caderas de treintañeras. La papada y la celulitis son una realidad. Pero reina, siéntete guapa, píntate el morro, ponte unos tacones, hazte un peinado nuevo, mira a los ojos, sonríe de verdad y ¡siéntete la reina del mambo! ¡Ser un pibón es cuestión de sentirse un pibón! Si no, que se lo digan a Cristina Pedroche. Yo no he dicho nada. A ser felices, bellas», rezaba el polémico mensaje.

No sabemos sin en alusión a estas palabras o por simple casualidad, Cristina Pedroche publicó en su cuenta de Instagram una frase de Oscar Wilde que encaja a la perfección como una respuesta a Corina Randazzo: «Nunca des explicaciones. Tus amigos no las necesitan. Tus enemigos no las creen».

?

Una foto publicada por cristipedroche (@cristipedroche) el

A pesar de todas las habladurías sean ciertas o no, Cristina Pedroche asegura que es feliz con su vida «porque no hace daño quien quiere sino quien puede...». Una reflexión que deberá recordar durante estos meses alejada de España.

Comentarios