Ampliar imagen
Árbitro asistente borracho en República Checa

Sacan del campo a un árbitro borracho durante un partido de la Primera división checa

Marek Pilny lleva el bochorno al fútbol del país centroeuropeo en un partido que fue retransmitido para todo el país

La Primera división de la Liga checa de fútbol ha saltado a los titulares de toda Europa, pero no por su nivel de juego. Un cuarto árbitro ha tenido que ser sacado del partido que disputaban el Pribram y el Slavia de Praga, porque su estado de embriaguez era evidente.

Marek Pilny actuaba como asistente durante el choque entre el Pribram (antepenúltimo) y el Slavia (quinto). Pero a los pocos instantes de arrancar el choque, paseando por la zona técnica del equipo local, era evidente que el árbitro tenía problemas para mantener el equilibrio y se comportaba de manera errática. 

Pronto saltó una discusión entre el delegado del Pribram y la seguridad del estadio, que acabó por echar a la fuerza al árbitro asistente ante las risas de jugadores, espectadores e incluso el árbitro principal del partido

La comisión de arbitraje del fútbol checo ya ha anunciado una investigación a fondo del triste espectáculo, emitido por televisión para todo el país. Un portavoz del Pribram explicó que Pilny fue retirado del campo porque «amenazaba su seguridad y la de los participantes en el partido».

Comentarios