Ampliar imagen

«Queridos padres, no vengan en pijama a traer a sus hijos»

La directora de una escuela envía una nota a las familias para pedirles que se vistan con ropa de calle para llevar a los niños

La nota de la directora de una escuela en Darlington, en Reino Unido, ha desatado la polémica entre la comunidad educativa. En ella Kate Chisholm pidió a los padres de los alumnos que vistiesen adecuadamente a la hora de llevarlos al colegio para dar ejemplo a los pequeños. Y la directora no se refería a que los progenitores no pudiesen acudir en chándal o en vaqueros a las puertas del centro educativo, sino a que no lo hiciesen en pijama y zapatillas y aún con las legañas en los ojos.

«He notado que ha habido una tendencia creciente entre los padres de acudir en pijama a dejar a sus hijos», escribió. La directora se defiende explicando que no se trata de juzgar a nadie por su imagen o su forma de vestir, pero sí de tratar de dar un buen ejemplo a los más pequeños en el día a día desde el ámbito familiar.

La decisión de la directora de la escuela se produjo después de que viese a algunos padres acudir con ropa de dormir incluso a las funciones de Navidad y por las tardes. «Se estaba convirtiendo en una norma», afirma. «Es importante que los padres asuman que son modelos a seguir por parte de los más pequeños», añade. «No entro a valorar ni me importa cómo se vistan en su casa pero creo que no creo que sea mucho pedir que no vengan en pijama», defiende.

Kate Chisholm añade que tanto el personal del centro como los alumnos tiene un código de vestimenta y por eso realizó esa recomendación a los padres. «Los niños tienen que ver que es importante que se vistan adecuadamente para su futuro cuando vayan a buscar trabajo», sentencia.

Además explica que no puede obligar a nadie a vestirse pero que seguirá enviando notas a casa con la esperanza de que, al menos, se pongan unos vaqueros o un chándal.

Los padres, ofendidos

La recomendación no ha sido bien acogida entre algunos padres que no entienden que la directora intervenga en cómo se visten. Pese a ello, la directora afirma que ha recibido comentarios positivos de la mayoría de la comunidad educativa.

La iniciativa de esta escuela no es pionera, ya que en Reino Unido otras ya habían pedido a los padres que adecuasen su vestimenta a la hora de llevar a sus hijos al colegio, porque el pijama, la bata y las pantuflas se habían convertido en el look más habitual a las puertas de los centros educativos.

Etiquetado como
Comentarios