Ampliar imagen

Un hombre, obligado a avisar a la Policía cada vez que vaya a mantener relaciones sexuales

El británico debe informar a las autoridades con 24 horas de antelación si no quiere cumplir cinco años de prisión

Hay penas judiciales para todos los gustos. Una de las más insólitas es la que le han impuesto hace unos días a un británico si no quiere cumplir cinco años de prisión: avisar a la Policía de North Yorkshire al menos 24 horas antes de mantener una relación sexual de cualquier tipo con alguna mujer. Tanto si se trata de emparejarse a largo plazo como si es un inesperado «aquí te pillo aquí te mato», el hombre deberá descolgar el teléfono, llamar a las autoridades e identificar a la chica con la que planea pasar un buen rato al día siguiente.

No es la única restricción que este ciudadano de York tendrá hasta el 19 de mayo, ya que también se someterá a controles en su uso de Internet y deberá detallarles a las autoridades todos los teléfonos móviles a los que tenga acceso para navegar por la Red, llamar o mandar mensajes.

Estas restricciones, según informa el Telegraph, forman parte de unas medidas provisionales de prevención de riesgos sexuales y que, después de mayo, los magistrados de York decidirán cuánto tiempo más durarán.

En general, según informa la prensa británica, las medidas de alto riesgo sexual suelen durar como mínimo dos años y romper las órdenes acordadas supone enfrentarse a una pena de prisión de cinco años.

Comentarios