Ampliar imagen

Una manada de jabalíes mata a tres yihadistas del Estado Islámico en Irak

El jefe de una tribu local señaló que los terroristas podrían haber «molestado» a los animales al invadir su territorio

Un grupo de militantes del Estado Islámico (EI) se vieron sorprendidos por una manada de jabalíes en las montañas de Hamrin, en el suroeste de Kirkuk, en el norte de Irak. Como resultado, tres de los terroristas murieron, mientras que otros cinco resultaron heridos, según The Times.

Los hechos se sucedieron cuando los yihadistas se encontraban escondidos en los campos, dispuestos a atacar a los miembros de una tribu que había creado brigadas anti-Isis. En ese momento, no fue un disparo de fusil ni una bomba aérea, sino el instinto natural de los jabalíes lo que acabó con la vida de tres yihadistas.

Un jefe tribal declaró al mismo medio que «es probable» que los terroristas «molestaran a los jabalíes salvajes al invadir su territorio natural», lo que habría motivado el ataque de los cerdos.

Otra fuente recogida por el diario Independent señaló que, tras el ataque, los miembros del EI que seguían con vida «se vengaron» de la manada, aunque sin especificar de qué forma.

Comentarios