Ampliar imagen

La hija de «Shuqin» llegó al mundo de forma natural

Los pandas en cautiverio suelen perder el apetito sexual. Los investigadores celebran el primer nacimiento del 2016

El Centro de Conservación e Investigación de Pandas Gigantes, en la ciudad china de Chengdú, asistió el pasado sábado a un acontecimiento histórico. Shuqin, una osa de siete años, parió a un osezno y se convierte en el primero nacido de forma natural en el 2016. El nombre del padre todavía no está claro. Los investigadores destacan lo extraordinario del nacimiento.

Este tipo de animales están en peligro de extinción, y los ejemplares que se encuentran en cautiverio suelen perder el apetito sexual por completo, provocando que los equipos de científicos especializados trabajen en diversas técnicas de reproducción asistida. Con la hija de Shuqin o hizo falta.  

Comentarios