Ampliar imagen

La nueva vida de Gito, un bebé orangután abandonado en una caja

La oenegé que le salvó la vida pensó en un primer momento que estaba muerto por su aspecto «momificado»

La nueva vida de Gito es una buena prueba de que a veces, las segundas oportunidades existen. Cuando estaba a punto de morir, la existencia de este bebé de orangután dio un giro radical y ahora disfruta de ella un refugio para animales en Indonesia.

La oenegé que le salvó la vida lo halló en unas pésimas condiciones el pasado mes de agosto. Estaba dentro de una caja de cartón bajo un sol de justicia, tenía un aspecto «momificado» y un sinfín de enfermedades. Padecía deshidratación, desnutrición e infecciones en la piel.

Ampliar imagen

El milagro fue obra de International Animal Rescue (IAR) que lo llevó a un refugio de animales y le ha cuidado para que Gito pudiera recuperarse, en un tiempo casi récord. Allí deberá permanecer entre cinco y siete años antes de poder volver a la vida en libertad en la jungla. Mientras tanto y para hacer más entretenida la espera, los responsables de la oenegé le han presentado a Asoka, otro animal que también se recupera de un pasado difícil en el refugio, que se ha convertido en su inseparable compañero de juegos.

Etiquetado como
Comentarios