Ampliar imagen

El concierto de Enrique Iglesias en Santander acaba en pitada

El artista despertó la furia de los seguidores al no despedirse ni ofrecer bises en el único show ofrecido en España

Una vuelta por el escenario para despedirse y dar gracias, una repetición de alguno de sus grandes éxitos... Así suelen terminar muchos de los grandes conciertos del verano para regocijo de los seguidores. Algo que no ocurrió en el caso del show que dio Enrique Iglesias ayer en Santander, en el único que ofrecía en su gira en España. 

La sesión tuvo una duración de apneas una hora y media y acabo sin los habituales bises o una despedida. Por lo que ese sabor agridulce se tradujo finalmente en una sesión de pitadas de los fans allí congregados, que no dudaron en gritar: «Manos arriba, esto es un atraco». 

Los asistentes a los campos del sport de El Sardinero se mostraron muy decepcionados y no dudaron en trasladar ese sentimiento a las redes sociales

[[@twittervideo::

Enrique Iglesias abucheado por el público tras su lamentable concierto en Santander. #EnriqueIglesias pic.twitter.com/qUKiCAamA6

? M (@casasola89) 16 de julio de 2017

]]

Medios naionales e internacionales no dudaron en recoger lo ocurrido, incluida la espera en la programación del Año Jubilar Lebaniego de media hora, que además duró menos de lo esperado. 

El artista participó en la cita dentro de su gira «Sex and Love Tour» y de momento la de ayer es la única programada en Europa en todo el verano y el otoño, según el calendario de actuaciones anunciadas en la web oficial del cantante. 

El artista permaneció ajeno a toda la polémica y no dudó en colgar en las redes sociales algunos momentos del concierto. 

[[@twittervideo::

]]

Enfrentamiento político

La polémica también llegó a los grupos políticos. Desde Izquierda Unida, han exigido conocer el dinero invertido en esta cita, que congrego a unas 30.000 personas. «Este fiasco es una humillación que ha puesto a Cantabria en el mapa del ridículo», ha apuntado la coordinadora de IU, Leticia Martínez. 

Más allá del concierto, la formación se muestra «terriblemente preocupada» por la «alarmante falta de transparencia en todo lo que tiene que ver con el Año Lebaniego».

«El que iba a ser el gran evento que tiraría de la economía y daría proyección a Cantabria está resultando un ridículo monumental e infinito», ha afirmado Martínez, quien espera que «haya una revisión del contrato para ver si se ha cumplido lo firmado».

Según los datos aportados por el Gobierno, el 60% de los asistentes al concierto procede de distintos puntos de España y del mundo. Muchos llegados desde las comunidades limítrofes a Cantabria como Castilla y León, País Vasco y Asturias y, también, se han vendido un gran número de entradas en Madrid y Comunidad Valenciana, especialmente.

A Santander también han viajado para asistir al concierto público procedente de distintos puntos de Europa, además de Israel, Estados Unidos y México, según informa el Gobierno regional en nota de prensa.

 

 

Comentarios